22 de octubre de 2015
22.10.2015

Ximo Puig anuncia una reforma de la ley de coordinación de las Diputaciones

El presidente de la Generalitat afirma que tal y como están concebidas las Diputaciones "no tienen sentido"

22.10.2015 | 20:26

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado hoy que en el primer semestre de 2016 el Consell presentará una reforma de la ley de coordinación de Diputaciones, para que sea "efectiva" y la Generalitat pueda ejercer "con plenitud" las competencias generales.

Puig se ha pronunciado así en el pleno de Les Corts durante la segunda sesión de control de la legislatura, en respuesta a una pregunta del portavoz de Compromís, Fran Ferri, sobre la integración y coordinación de las funciones de las Diputaciones en la Generalitat.

La "hoja de ruta" del Consell respecto a las Diputaciones es, según Puig, "llevar hasta el final" la conocida como ley de coordinación de las Diputaciones, de 1983, y mejorarla en algunas cuestiones, y ha hecho un llamamiento a que todas las instituciones valencianas "caminen juntas" para la defensa del interés general.

El president ha resaltado que hay que hacer una nueva ley que, "con claridad", declare de interés general las competencias, y mientras tanto cabe coordinarse "al máximo", como se ha visto con iniciativas como el plan para la gratuidad de los libros de texto.

Puig ha coincidido en que hay que mejorar el papel las Diputaciones, ya que tal y como están concebidas en la actualidad "no tienen sentido" en el ordenamiento jurídico, y ha considerado que no es "de recibo" que permanezcan "como una cuestión sagrada instituciones que ya están superadas".

Para el president, mientras existan las Diputaciones, deben servir a su objetivo, que es ayudar a los Ayuntamientos y colaborar en el ejercicio de las competencias de la Generalitat, si bien el futuro pasa porque, dentro de la reforma constitucional, cada autonomía pueda definir su espacio territorial.

Todas las instituciones deben "optimizar" los recursos para los ciudadanos, según Puig, ya que están al servicio de estas y no de sí mismas, porque "no existe el Gobierno provincial".

Además, ha admitido que "ha hecho mucho daño" a las Diputaciones de la Comunitat la gestión del PP, ya que han resultado "gravemente manchadas" y "desacreditadas" por el "clientelismo"

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha lamentado que las Diputaciones provinciales son Administraciones "opacas, poco democráticas", donde muchas veces se ha gestionado el dinero con un "clientelismo discrecional" y en ocasiones han acabado en casos de corrupción.

Ha recordado que en la Diputación de Castellón la familia Fabra ha ocupado desde 1874 puestos de dirección, en la de Valencia se ha vivido la trama Imelsa y en la de Alicante fue detenido su presidente y se dieron los "chanchullos" de Ortiz, y ha opinado que detrás hay un funcionamiento "injusto" y de reparto de subvenciones a los "pueblos amigos del presidente".

Ferri ha denunciado que, en la Diputación de Alicante, que se quiere usar como "un muro contra las políticas de cambio" de la Generalitat, Ciudadanos ha dado su apoyo al presidente del PP a cambio de que su diputado asista a las reuniones de todos los organismos autónomos, lo que le supone a final de mes "un sobresueldo de 2.000 euros".

El portavoz de Compromís ha defendido la eliminación de las Diputaciones, pues en la actualidad no están sometidas al control ciudadano y no tienen cabida en una democracia avanzada, y mientras tanto ha abogado por avanzar hacia una estructura más eficiente y democrática.

El president ha dado la bienvenida a una delegación de eurodiputados que han seguido la sesión de control desde la tribuna de invitados, a quienes ha explicado que la Comunitat es "una tierra europeísta", pero que aspira a una Europa "diferente", que sea social y tenga en cuenta sobre todo a las personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine