24 de septiembre de 2015
24.09.2015

Alcaraz anuncia una nueva ley de Altos Cargos que evite las "puertas giratorias"

El conseller de Transparencia dice que a lo largo de la legislatura se elaborará una ley que regule el Estatuto de los Altos Cargos de la Generalitat que establezca un sistema de incompatibilidades adecuado a la realidad actual

24.09.2015 | 13:17
El conseller Manuel Alcaraz

El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, ha anunciado hoy que a lo largo de la legislatura se elaborará una ley que regule el Estatuto de los Altos Cargos de la Generalitat que establezca un sistema de incompatibilidades adecuado a la realidad actual y evite las puertas giratorias.

En su comparecencia en el pleno de Les Corts para informar de las líneas de su departamento durante la legislatura, Alcaraz ha avanzado algunas de las iniciativas previstas en materia de transparencia, participación, prevención y persecución de la corrupción, fomento del autogobierno o cooperación.

Tras resumir algunas de las medidas tomadas "en estas pocas semanas de existencia" de la Conselleria, ha afirmado que colaborará en la creación de la Agencia Antifraude y aplicará protocolos de actuación para cuando se reciban denuncias de terceros o a través de funcionarios o de la Inspección General de Servicios.

Además, se elaborará un proyecto de ley que regule el Estatuto de los Altos Cargos de la Generalitat para disponer "con toda claridad de un sistema de incompatibilidades adecuado a la realidad social y política de hoy en día" y que evite "las puertas giratorias que tanto desprestigian el trabajo de los representantes públicos".

Promoverá la aplicación de la ley de Transparencia y elaborará reglamentos para desarrollar, entre otras cuestiones, el Código del Buen Gobierno y la participación, ámbito en el que redactará una ley de Participación y fomento del Derecho de Asociación más completa.

El conseller espera también poder aprobar una ley de Iniciativa Legislativa Popular que reduzca las firmas requeridas y las materias excluidas, entre ellas la reforma estatutaria.

En materia de Cooperación, se tratará de "entender y poner orden en la castigadísima política de cooperación", y ha confesado "el rubor" que siente por ser sucesor al frente de estas áreas de alguien cuyo nombre ha preferido no pronunciar, en referencia a Rafael Blasco, condenado por el desvío fondos de las ayudas a la cooperación.

Ha mostrado su voluntad de efectuar "un incremento sostenido de los presupuestos en la materia hasta niveles que puedan considerarse dignos, sin renunciar al 0,7 % como objetivo final", aunque ha reconocido que será imposible alcanzarlo en 2016.

El diputado popular Luis Santamaría ha acusado al responsable de Transparencia y Participación de estar empeñado en reproducir "la mastodóntica administración soviética en la sociedad valenciana" y ha asegurado que el PP no tiene "ningún temor a que se revise" su gestión.

Ha lamentado que el conseller haya tardado tanto tiempo en acudir a Les Corts y no haya aprovechado su intervención para arrojar luz sobre las sombras que, a su juicio, hay en la gestión del nuevo gobierno valenciano.

En su réplica, el conseller ha asegurado que ha venido a Les Corts cuando se le ha llamado, y ha reprochado que hable de sombras un partido que acumula una treintena de sentencias condenatorias durante la pasada legislatura por vulnerar derechos fundamentales de la oposición.

Ha asegurado que la ley de Transparencia será de "muy difícil aplicación", pues, según ha criticado, se trata de una norma "envenenada" aprobada en el último pleno de la legislatura pasada y que daba solo seis meses para su aplicación.

El resto de grupos han ofrecido colaboración al conseller para favorecer la transparencia y evitar la corrupción, y la diputada de Podemos Fabiola Meco ha pedido que se retiren "las placas y elementos conmemorativos que llevan nombre de políticos corruptos condenados por la justicia", algo a lo que Alcaraz se ha mostrado dispuesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine