16 de septiembre de 2015
16.09.2015

El PP acepta tramitar ahora en el Congreso la reforma del Estatuto valenciano

La oposición acusa al partido popular de ser el culpable del retraso, ya que está pendiente de aprobación desde 2011

16.09.2015 | 21:11
El PP acepta tramitar ahora en el Congreso la reforma del Estatuto valenciano

El PP ha aceptado este miércoles en el Congreso de los Diputados tramitar la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana pendiente de aprobación desde 2011 y en medio de las críticas de la oposición, que le ha acusado de ser el culpable del retraso.

Los portavoces de los grupos parlamentarios, salvo UPyD, han expresado su apoyo a esta reforma en un debate en el que se han cruzado las críticas entre el PP y el resto de grupos, a pesar de estar todos a favor de tramitar el proyecto, según informa Europa Press.

La modificación estatutaria fue aprobada en marzo de 2011, bajo la presidencia del 'popular' Francisco Camps. La novedad es la conocida desde entonces como "cláusula Camps", que dice que la inversión del Estado en la Comunidad, excluido el Fondo de Compensación Interterritorial, será equivalente al peso de la población sobre el conjunto del Estado por un periodo de siete años y con esa finalidad, con la constitución de una comisión integrada por la administración estatal y autonómica.

El diputado valenciano Gerardo Camps ha defendido la posición del PP y ha explicado el retraso de este debate porque así lo fueron pidiendo las Cortes Valencianas. "Esta reforma fue aprobada (en las Cortes Valencianas) con mayoría del PP y se va a tomar en consideración (en el Congreso) con la mayoría del PP. Esta reforma tiene en el PP a su principal impulsor, aunque les pese a algunos", ha dicho.

Camps ha asegurado que su partido defiende esta nueva cláusula estatutaria "con coherencia y rigor", lo que asumir que su aprobación no obligará a su cumplimiento por el Estado, es decir, "no vincula a las Cortes Generales": la inversión en la Comunidad Valenciana dependerá de la disponibilidad presupuestaria.

Por otro lado, el diputado ha censurado que otros portavoces hayan saludado a la delegación valenciana que hoy ha acudido al Congreso cambiando el nombre a la Comunidad Valenciana. "Ni País Valenciano, ni Països Valencianos ni Països Catalans, que sólo existen en el imaginario de algunos. Comunidad Valenciana", ha dicho entre el aplauso de la bancada del PP.

"AÑOS MANCILLADOS"

El portavoz socialista, el valenciano José Luis Ábalos, ha censurado los cuatro años transcurridos desde que esta reforma llegó al Congreso hasta hoy y se ha centrado en exigir más inversión y una mejor financiación para su Comunidad, que está en situación "de emergencia". "Hoy es un proyecto inviable. Estamos dispuestos a pasar página de los años perdidos y mancillados", ha dicho, en referencia también a los casos de corrupción.

Ábalos ha asegurado que la Comunidad Valenciana "ha estado maltratada" en los Presupuestos del Estado con los gobiernos del PP y que sufre un sistema de financiación que hace que, con una renta per cápita inferior a la media nacional, la Generalitat sea sin embargo "contribuyente neto".

El diputado socialista ha agregado que mientras las CCAA dedican de media el 65,8% de sus presupuestos al gasto en servicios públicos fundamentales, en la Comunidad Valenciana se llega al 74,1%. "Y no son presupuestos sociales: tenemos la paradoja de que el gasto por habitante es inferior a la media nacional. Encima, no llegamos", ha afirmado.

CIU: "NO LES QUIERO DESANIMAR, PERO..."

Por parte de CiU, han intervenido Jordi Xuclá (CDC) y Montserrat Surroca (UDC), que han defendido esta nueva disposición del Estatuto valenciano similar a otra del Estatuto catalán y que el Gobierno, han dicho, incumple. "No les quiero desanimar, pero algo parecido conseguimos en 2006 ", ha asegurado Xuclá.

"Algo no funciona bien en nuestro sistema constitucional, requiere una revisión en profundidad", ha agregado el portavoz de Convergència, que ha asegurado que desde 1812 hasta la actual Constitución española, ninguna ha sido modificada: "Todas han colapsado, por suspensión de la misma, por cambio de régimen, por vuelta al texto anterior. La política española no ha tenido el olfato y acierto para afrontar las reformas en el momento que corresponde".

"A LA QUINTA, LA VENCIDA"

"A la quinta va la vencida", ha iniciado su intervención Ricardo Sixto (Izquierda Plural), que ha acusado a PP y PSOE de haber cercenado durante décadas el Estatuto de Autonomía valenciano cuya reforma hoy han defendido. Ha alabado esta nueva cláusula, aunque ha advertido de que "no soluciona los problemas de financiación" de esta Comunidad y su endeudamiento.

"El siguiente Gobierno tendrá que solucionar ese problema llamado deuda histórica, que habrá que condonar de alguna manera porque la Generalitat es ingobernable con el nivel de deuda que tiene", ha dicho, instando a negociar "un nuevo acuerdo constitucional" para financiar las CCAA.

El diputado ha exigido también un cambio normativo para que el Gobierno esté obligado a cumplir cláusulas estatutarias como esta, puesto que ahora puede no hacerlo.

UPYD, EN CONTRA

El diputado Julio Lleonart (UPyD) se ha sumado a las críticas al sistema de financiación autonómica actual y ha pedido una reforma profunda, pero ha asegurado que algunas soluciones que se plantean no lo son, como en su opinión es este caso. UPyD se ha mostrado así en contra de esta reforma estatutaria.

"Es un brindis al sol. No soluciona el problema", ha dicho, para subrayar, al igual que otro portavoces, que el Gobierno puede no cumplir la cláusula. Además, si todas las autonomías fijaran la suya propia, el Estado no podría cubrirlas todas, sería inviable, ha concluido.

COMPROMÍS

Joan Baldoví (Compromís) ha acusado al PP de haber "retrasado" esta reforma estatutaria en el Congreso durante cuatro años por interés y de no haber reformado mientras tanto el sistema de financiación para mejorar las cuentas de la Comunidad. "Vergüenza de no haber servido a los intereses de los valencianos", le ha dicho al Grupo Popular.

Ha asegurado que la inversión por habitante para la Comunidad Valenciana en los Presupuestos del Estado es inferior a la media y ha exigido "el mismo trato" que reciben otras comunidades. En concreto, la de Madrid, cuyos Cercanías reciben 330 millones de los PGE frente al millón de euros para el servicio valenciano, ha puesto como ejemplo.

Por ERC, Teresa Jordá ha defendido esta reforma y ha precisado que hubiera concedido 6.800 millones de euros a la Generalitat Valenciana para inversiones en los últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine