09 de septiembre de 2015
09.09.2015

César Sánchez rechaza el modelo de reparto de las ayudas a los libros de texto

El presidente de la Diputación equipara las subvenciones al cheque-bebé y pide que se prime a las rentas más bajas

09.09.2015 | 18:16
César Sánchez rechaza el modelo de reparto de las ayudas a los libros de texto

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha vuelto a rechazar este miércoles las ayudas a la compra de libros de texto impulsadas por la Conselleria de Educación porque representan las políticas "socialistas" que llevaron "a la ruina", al tiempo que las ha equiparado a un "nuevo cheque-bebé".

En atención a los medios tras presentar en el Palacio Provincial el proyecto para la creación de una Mesa de la Solidaridad y la Cooperación, Sánchez ha explicado que esa nueva entidad tendrá una política de ayudas universales "progresivas" en las que se atienda a las particularidades de cada familia.

Así, ha defendido que mientras las familias con todos sus miembros en paro deben recibir una ayuda "integral", la clase media debe ser atendida porque se ha convertido en "la gran olvidada". Sánchez ha detellado que hay familias con los dos padres trabajando y a los que, sin embargo, sus sueldos no les permiten hacer frente "al pago de una guardería" para sus hijos.

Por ello, ha rechazado el modelo de ayuda a los libros de texto del Consell y ha argumentado que no le parece "correcta" y ha equiparado el proyecto a "un nuevo cheque bebé, que simboliza la política socialista que llevó a la ruina a este país".

"No es posible que una familia en que los dos papás estén en el paro tengan una ayuda de 200 euros y reciban la misma ayuda una familia en la que los dos papás están trabajando y con una renta muy alta. Parece que es poca justicia social. Entendemos que tiene que haber una progresividad", ha manifestado.

Sánchez ha comparado las ayudas a las familias con el pago que efectúan a través del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), "quien más tiene más tiene que pagar. En el retorno a las familias debe ser igual. Quién más tiene menos tiene que recibir. Es una cuestión de justicia social y de sentido común".

Además, ha indicado que desde que "Podemos decidió decir que rompía el tripartito y que no se reabría Canal Nou, no se ha vuelto a saber nada" del proyecto del Consell. A su juicio, el proyecto #XarxaLlibres "no se sustenta en nada concreto" y ha considerado que "la precipitación, la ocurrencia y la improvisación en temas tan sensibles que afectan a tantas familias que lo están pasando mal, no es nada serio".

César Sánchez se ha quejado de que la Diputación "se haya enterado por la prensa" de la salida de la institución del órgano de dirección del puerto de Alicante y del #XarxaLlibres y ha reconocido que las relaciones con la Generalitat son "sustancialmente mejorables" y se ha comprometido a "hacer un esfuerzo" porque mejoren aunque "somos dos y tenemos que tener voluntad los dos".

Mesa de la solidaridad
Por otra parte, César Sánchez ha adelantado que elevará al pleno de la institución provincial la constitución de una Mesa de la Solidaridad y la Cooperación, una entidad en la que tendrán voz partidos políticos, ayuntamientos y las entidades del sector de ayuda a las personas.

Sánchez ha pedido "el respaldo de todos los partidos con representación" en la Diputación para sacar adelante un proyecto que ha recibido el visto bueno de la Comisión de Gobierno.

El objetivo del nuevo organismo será la elaboración de un plan de bienestar para las familias alicantinas para que "desde el consenso, el diálogo y el acuerdo entre las distintas fuerzas políticas y las entidades" se pueda "sacar adelante" de "abajo arriba" para "primero escuchar a los sectores y después proponer propuestas que permitan poner en marcha el plan provincial".

"Queremos impulsar la participación ciudadana", ha indicado Sánchez, que ha apostado por un "espacio común en el que todos podrán debatir" y del que saldrán "propuestas importantes para mejorar la calidad de vida".

A ese respecto, ha insistido en que "todos los recursos a disposición de la Diputación" se centren en las personas y ha defendido que la idea es "la universalidad progresiva" de las políticas.

El presidente provincial ha recalcado que las políticas sociales se deben centrar en las familias que "peor lo están pasando" pero también "en las clases medias" alicantinas. Sánches ha manifestado que quiere que la Mesa aborde las ayudas a los libros de texto pero también "el transporte escolar, de la escolarización de 0 a 3 años gratuita, del comedor, de la modernización del sistema y del modelo educativo de la Comunitat".

"E intentar que las soluciones a los problemas que tienen muchas familias desde el punto de vista económico y social sean integrales". Sánchez ha rechazado así un modelo administrativo de "la imposición" frente a un modelo basado en la "moderación" y el "diálogo permanente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine