El PP llevará a los tribunales la prohibición a concejales de ir a procesiones

Impugnarán el acuerdo del ayuntamiento de Xilxes que prohibió el uso de una plaza pública para un acto religioso

03.09.2015 | 21:12

El PPCV llevará a los tribunales los acuerdos de pleno y decretos de alcaldía de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana que "atenten contra los símbolos y las libertades", como la prohibición a los concejales de asistir a las procesiones.

Así lo ha anunciado hoy la presidenta y portavoz parlamentaria de esta formación, Isabel Bonig, en una rueda de prensa convocada para hacer balance de la actividad parlamentaria de su grupo desde el inicio de la nueva legislatura.

De momento, el PPCV impugnará los acuerdos de los ayuntamientos de Meliana y Puçol de prohibir a los concejales acudir a las procesiones y el de Xilxes por prohibir el uso de una plaza pública para un acto religioso que se realizaba de forma habitual.

"Llevaremos a los tribunales los acuerdos de pleno o decretos de alcaldía en virtud de los cuales se atentan contra los símbolos o adopten acuerdos que entendemos que son manifiestamente ilegales", ha asegurado.

Ha defendido que "ni un decreto de un alcalde ni un acuerdo de pleno puede prohibir a un concejal a asistir a una procesión o corrida de toros en calidad de concejal; eso es ilegal y atenta contra un derecho fundamental, que es la libertad".

"Si un alcalde no quiere ir, perfecto, pero no puede obligar a que no vayan y menos con un decreto de alcaldía o acuerdo de pleno; eso es una vulneración de los derechos fundamentales", ha afirmado.

"No queremos judicializar la vida política, pero tampoco vamos a permitir que los representantes políticos atenten contra la libertad e incumplan la Constitución y el Estatuto de Autonomía", ha dicho.

Esta iniciativa forma parte de la campaña para la libertad iniciada por la formación este verano y que, según Bonig, ha tenido "muy buena acogida" en las redes sociales con más de 1.100 tuits de 621 usuarios y un impacto en más de 2.150.000 personas.

Bonig ha reprochado "la poca actividad e iniciativas" del Consell 65 días después de su toma de posesión, mientras el PP ha presentado 47 solicitudes de comparecencia y 48 de documentación, además de trece proposiciones no de ley, cien preguntas escritas, ocho orales y una petición de comisión de investigación, entre otras.

Entre sus peticiones de comparecencia, la del president de la Generalitat, Ximo Puig, para explicar su reunión con su homólogo catalán, Artur Mas, para quien sí ha tenido tiempo y "no para reunirse con los regantes de la Vega Baja".

Además, el PP ha pedido la comparecencia del conseller de Educación, Vicent Marzà, para explicar si mantiene las declaraciones que hizo ante de acceder al cargo de apoyo al independentismo catalán, así como la de la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra, para explicar su reunión con el embajador de Venezuela.

El PP también quiere que comparezcan el exvicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, para explicar la venta de la Ciudad de la Luz, y el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para decir por qué aprobó un modelo de financiación autonómica que él mismo reconoció que "no solucionó" los problemas de la Comunitat Valenciana.

Bonig ha recriminado al Consell haber "incumplido" su programa electoral por no haber bajado las tasas universitarias y ha mostrado su apoyo al plan de gratuidad de los libros de texto, aunque ha apuntado que la medida "puede no ser justa" y le ha faltado "diálogo y concreción".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine