Redobla la presión sobre el PP

Ciudadanos anuncia que liderará la reducción de altos cargos en la Diputación

El diputado provincial de C's trabaja en presentar la iniciativa en el próximo pleno, con tal de «eliminar la grasa» de la institución que dirige el popular César Sánchez

28.08.2015 | 01:39
Sánchez y Tormo tras firmar el pacto entre PP y C´s.

Si no fuera poco con el revuelo creado por los altos sueldos que cobran los miembros de la Diputación de Alicante, con 19 diputados que perciben retribuciones por encima de las que cobra el jefe del Consell, Ciudadanos trabaja ya en una nueva iniciativa para reducir el número de altos cargos con sueldo público. Es decir, aunar organismos autónomos con el objetivo de reducir la nómina de dirigentes en la institución provincial. En la actualidad, la Diputación cuenta con 15 entidades, tales como el ADDA, el MARQ, el Instituto Gil-Albert, SUMA, Proaguas o el Patronato Costa Blanca, entre otros. «Nuestro objetivo no es despedir a los funcionarios que trabajan en estas entidades, sino que una persona se pueda hacer cargo de la dirección de varios organismos autónomos», explicó ayer el coordinador provincial de C's y diputado autonómico por Alicante, Emigdio Tormo, quien confirmó que el representante de la formación en la Diputación, Fernando Sepulcre, está «trabajando» en un estudio para conseguir reducir el número de altos cargos a sueldo de la Diputación. Todavía, sin embargo, no han concretado en qué número quieren reducir esos altos cargos. Pese a este anuncio, en el acuerdo entre ambas formaciones para que César Sánchez fuera presidente de la Diputación, C's se quedó con el privilegio de nombrar a los dirigentes de cinco departamentos: Patronato de Turismo, SUMA, MARQ, ADDA y el Juan Gil-Albert.

Esta iniciativa para adelgazar la administración provincial, que Ciudadanos prevé llevar al próximo pleno si dispone del tiempo suficiente para realizar «al menos un esbozo», se sumaría a la reducción del sueldos de los diputados. Esta polémica, que denunció Compromís en un primer momento, esta semana ha contado con el apoyo de la formación de Albert Rivera. Este paso adelante de Ciudadanos resultará definitivo, porque hasta la fecha el diputado de Ciudadanos resulta necesario al Partido Popular para contar con mayoría absoluta en la institución provincial. Es decir, si Ciudadanos se descuelga definitivamente de la tabla salarial propuesta en su día los populares, los sueldos bajarán en la Diputación. La propuesta de C's pasaría por equiparar el salario del presidente de la Diputación y del jefe del Consell, ya que hasta ahora César Sánchez cobra unos 23.000 euros al año más que Ximo Puig. Mientras, el sueldo de los diputados provinciales se equipararía con el de los consellers –57.599 euros–, mientras que los asesores y el personal eventual no podría percibir más de 40.000 euros al año.

Tormo recalcó ayer que el acuerdo con el PP, que permitió a César Sánchez tomar el relevo de Luisa Pastor en la Diputación, no era hoja en blanco. «El pacto se refería únicamente a dar gobernabilidad y definir un presidente, pero que no se trata de un pacto de gobierno. Votaremos siempre lo que consideremos que es mejor para la ciudadanía, venga de quién venga la propuesta», añadió ayer Tormo, quien recalcó la postura de Ciudadanos sobre la Diputación: «Nuestra intención es eliminar las diputaciones provinciales, pero ahora están en la Constitución, por lo tanto debemos cambiar la Constitución para hacerlo. Hasta que podamos conseguirlo, nuestra idea es eliminar la grasa de la institución y dejar el músculo».

Grupo de trabajo
Por su parte, el presidente provincial César Sánchez instó ayer al portavoz del PP en la corporación, Carlos Castillo, a la creación de un grupo de trabajo para analizar los salarios de los diputados y compararlos con otras instituciones del resto de España y políticos. Sánchez se descolgó ayer con esta propuesta para la Junta de Portavoces de la próxima semana. Asimismo, el presidente de la institución hizo ayer hincapié en que no deben «caer en demagogias ni populismos», en referencia a Compromís, porque «hay temas importantes que la gente exige de la clase política y uno de ellos es la ejemplaridad». De hecho, César Sánchez fue más allá, al delimitar entre los dos partidos más activos ante la polémica de los sueldos: «Ciudadanos es un partido serio y Compromís tiene otras características».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine