Ciudadanos impone a César Sánchez una rebaja salarial de 22.385 euros

Fernando Sepulcre presentará una moción en el pleno de septiembre para recortar los sueldos de los asesores y de los diputados que cobran más que Puig

25.08.2015 | 00:59

La medida conllevaría un ahorro de 1,2 millones durante el mandato.

Primer conflicto, y serio, entre el PP y Ciudadanos (C's). La formación de Albert Rivera, socia de los populares en la Diputación de Alicante, va a obligar a César Sánchez a rebajarse su sueldo de 90.000 euros brutos anuales. Una semana y media después de que este diario destapara que hasta 19 diputados provinciales iban a cobrar más que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, C's emitió ayer un comunicado en el que anunció que, a propuesta de Emigdio Tormo y Fernando Sepulcre, presentará una moción al pleno del 16 de septiembre para debatir una bajada generalizada de sueldos.

A uno de los que más afectará será, sin duda, a Sánchez, presidente tras el veto de la formación naranja a José Císcar. ¿Por qué? Porque pasará de percibir 90.000 euros anuales a 67.615. Justo, la cantidad que ingresa Ximo Puig. «Ningún sueldo podrá sobrepasar los 67.615 euros del presidente de la Generalitat Valenciana», zanjó ayer C's. En términos porcentuales, el tijeretazo será del 24,87% y quedará cuantificado en 22.385 euros.

El presidente no será el único que verá reducido su salario. Si prospera la moción de la formación de Rivera –fuentes de la oposición confirman que la apoyarán–, otros 27 cargos de la Diputación verán recortado su sueldo. Cada uno de los cinco vicepresidentes «perderá» 16.032 euros anuales. A día de hoy, Eduardo Dolón, César Augusto Asencio, Alejandro Morant, Carlos Castillo y Adrián Ballester –todos del PP– tienen asignados unos emolumentos de 75.032,30 euros brutos al año. Desde Ciudadanos, por su lado, afirmaron ayer a este diario que su propuesta para cada uno de ellos rondará los 59.000.

A ellos se sumarán también otros ocho diputados del PP con competencias (todos menos el alcalde de La Nucía, Bernabé Cano), los portavoces del resto de grupos y la portavoz adjunta del PSOE. Se les había asignado un sueldo de 68.676,44 euros brutos al año y ahora C's plantea que esas retribuciones caigan hasta los 57.599 euros, un 16,1% menos.

También sufrirán un tijeretazo salarial los asesores. Y para algunos, no especialmente pequeño. Así, por ejemplo, el director del área de Presidencia y alcalde de Benissa, Juan Bautista Roselló, y el jefe de gabinete de Presidencia, Antonio Peral, dejarán de ingresar 24.039,20 euros todos los años. Sánchez les reservó unos emolumentos de 64.039 euros y la propuesta de C's es que ningún asesor perciba más de 40.000. El tijeretazo afectaría también al director de Comunicación, José Santamans; a la secretaria personal del presidente, Leticia Juliá; al asesor del PP José Vicente Marcó; a los cargos de confianza socialistas Pilar Brotons y Antonio Miguel López; y a María José García y Manuel Molina, de C's. Esos son los nombramientos publicados hasta ahora en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Réplica del PP
La propuesta que lanzó ayer la formación naranja descolocó por completo al grupo del PP en la Diputación. En gran medida, porque en su pacto de gobierno ambos acordaron cuáles serían los salarios a asignar. «Estamos muy sorprendidos», admitieron ayer desde el entorno del presidente. «No entendemos ese cambio de postura», agregaron. Y es que al margen de haber alcanzado esa entente de cara a la investidura, Fernando Sepulcre también votó a favor de los sueldos en el pleno que se celebró en julio. Es más, se opuso a una enmienda de Compromís que planteaba una rebaja del 15%.

Ahora, en caso de que fructifique la moción de C's, el ahorro anual para las arcas de la institución alcanzaría los 315.896 euros. Y eso que todavía faltan por nombrar asesores. Durante el mandato, el dinero que dejaría de gastar la corporación rebasaría los 1,2 millones.

El PP, no obstante, quiere consensuar ese posible ajuste con el resto de fuerzas. El equipo de gobierno ha convocado una junta de portavoces para la próxima semana con el objetivo de que los distintos grupos den su opinión. Ahora bien, si se pacta una reducción, los populares abogan por hacerla extensible a otras administraciones. «Si esa es la línea, vamos a exigir que el presidente de las Cortes, Enric Morera, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó –ambos de Compromís– también se bajen el sueldo para no ganar más que Puig», apuntaron.

Desde Compromís aplaudieron ayer la rebaja y señalaron que esa decisión supone «un triunfo de la coalición en la lucha por la regeneración de la institución».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine