César Sánchez, sobre la bajada de sueldos: «No habrá imposiciones de ningún partido»

El presidente de la Diputación también se ha manifestado sobre los últimos movimientos del líder provincial del PP. Sánchez afirma que "si mañana José Císcar decidiese presentarse para renovar la presidencia del PP, yo sería el primero en avalarle"

25.08.2015 | 13:42
César Sánchez y el presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Ferrer, esta mañana

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha advertido esta mañana a Ciudadanos (C's) de que no aceptará ningún tipo de imposición con la rebaja de sueldos. «En la Diputación de Alicante no va a haber imposiciones. Va a haber diálogo, pero no imposiciones de ningún grupo político. Tiene que haber consenso, diálogo y acuerdos. Es la línea en la que vamos a trabajar». El también alcalde de Calp se ha manifestado en estos términos, a preguntas de los periodistas, tras mantener una reunión de trabajo con el presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Juan Ferrer.

El titular de la institución provincial ha recordado que el equipo de gobierno ha decidido convocar la junta de portavoces para la próxima semana con el objetivo de alcanzar un acuerdo con los otros cuatro grupos con representación en el Palacio Provincial: el PSOE, Compromís, C's y EU. «He convocado junta de portavoces donde se van a sustanciar estos asuntos. Como máximo responsable tengo que garantizar la estabilidad de la institución. Los ciudadanos quieren estabilidad y certidumbre. Y es muy importante que los partidos no cambiemos de manera drástica de opinión en menos de un mes. Hago un llamamiento al diálogo, consenso y acuerdo», ha reiterado.

César Sánchez ha lanzado varios avisos a C's después de que la formación de Albert Rivera emitiera ayer un comunicado en el que anunciaba que iba a presentar una moción para que ningún diputado provincial cobrara más que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Es decir, que nadie ingrese más de 67.615 euros brutos anuales. Ahora, Sánchez tiene un salario aprobado de 90.000 euros, mientras que otros 18 dirigentes más también tenían asignados unos emolumentos superiores a los del jefe del Consell.

Pero, ¿Sánchez está dispuesto a bajar su salario, cuando hace apenas una semana anunció que lo congelaría? «Nunca no estuve dispuesto a bajarme el sueldo o no. Es algo que hace menos de un mes se aprobó en un pleno. Insisto, el sueldo del presidente y el del resto de diputados emana de la voluntad de un pleno, no de una única persona», ha asegurado.

El presidente también aprovechó su comparecencia ante los medios para destacar la unidad que, en su opinión, reina en el PP de Alicante. «Pocos partidos en la provincia pueden presumir de la unidad que tiene el PP. Ni el presidente del partido hace injerencias en la Diputación ni el presidente de la Diputación hace injerencias en el partido. La unidad es tal en el PP que si mañana hubiese un congreso provincial y José Císcar decidiese presentarse, el primer aval con el que contaría sería el mío. Y estoy convencido de que si mañana por la mañana se decidiera quién tiene que ser el presidente de la Diputación, el primer apoyo que tendría sería el de Císcar», ha concluido.

Sánchez también ha destacado la potencialidad de la provincia y ha defendido la propuesta de crear en el Puerto una zona franca libre de impuestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine