Una exalto cargo imputada en la trama Gürtel señala a la delegada del Gobierno

Dora Ibars declara ante el juez que el Consell decidió adjudicar un contrato a la red corrupta en una reunión presidida por Paula Sánchez de León

18.12.2013 | 09:27

La exdirectora general de Promoción Institucional de la Generalitat Dora Ibars afirmó ayer ante el juez del caso Gürtel que el contrato de la Guía de la Comunicación 2005 se gestionó y decidió en una reunión en la que estuvo presente la que entonces era su jefa directa, Paula Sánchez de León, vicepresidenta con Camps y durante unos meses con Alberto Fabra pero que actualmente ocupa el cargo de delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

Ibars estaba citada ayer para declarar como imputada, al igual que el ex secretario autonómico de Deportes de la Generalitat David Serra, en la pieza 5 de Gürtel, que se instruye en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad y que investiga presuntas irregularidades en las contrataciones entre diferentes consellerias con empresas de la trama. La exalto cargo, ya imputada en este caso por el contrato del montaje de Grandes Eventos de Fitur 2009, prestó declaración durante alrededor de 45 minutos, y a su salida del tribunal declinó hacer declaraciones a los medios de comunicación que le esperaban.

La exdirectora general de Promoción Institucional estaba citada por la contratación de la Guía de la Comunicación 2005 y regalos y memorias USB 2004, al entender el magistrado que realizó y propuso presuntamente diversas contrataciones menores para eludir la aplicación de la normativa del concurso abierto, impidiendo con ello la aplicación de los principios de la libre concurrencia. Esta división contractual recayó por completo en sociedades del grupo de Francisco Correa. En concreto, la adjudicación de este evento recayó sobre DT Consulting por 12.020,24 euros; Boomerangdrive, por 10.500 euros; Trece S.L., por 6.354,15 euros; Technology Consulting Managemente S.L., por 12.020,24 euros; Good and Better S.L., y Orange Market S.L. –estas dos últimas también por 12.020,24 euros–.

A continuación prestó declaración David Serra por las contrataciones del Open de Tenis 2007 –en la causa figura como imputado por la contratación del Open de 2006–.

El dirigente del PP defendió ante el juez que él no ha contratado nada nunca ni ha participado en ningún fraccionamiento de contratos. A su salida del tribunal, dijo que su declaración fue «bien».

Enlaces recomendados: Premios Cine