El juez imputa a Ángel Sanchis por ayudar a Bárcenas a ocultar dinero

El magistrado de Gürtel bloquea las cuentas bancarias del extesorero valenciano del PP y lo cita a declarar por blanqueo de capitales

27.03.2013 | 13:48

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha citado a declarar el próximo 10 de abril en calidad de imputado al extesorero de Alianza Popular y del Partido Popular, el valenciano Ángel Sanchis, por haber colaborado presuntamente con quien también fuera responsable de finanzas de esta formación política, Luis Bárcenas, a ocultar sus fondos en Suiza cuando estaba siendo investigado. El magistrado acordó en un auto conocido ayer imputar, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, a Sanchis por un presunto delito de blanqueo de capitales al entender que, tras conocer la investigación seguida contra Bárcenas, contactó con los gestores de las cuentas suizas de éste último para cooperar en la ocultación de sus fondos a través de la cuenta que la sociedad Brixco S.A. mantenía en Estados Unidos.

El juez, que instruye el caso Gürtel, también ha ampliado la comisión rogatoria cursada a Estados Unidos solicitando el bloqueo de varias cuentas vinculadas a Bárcenas, su apoderado Iván Yáñez y a Sanchis. Se pide el bloqueo de los activos financieros que son controlados en el HSBC por la sociedad Brixco. La imputación de Sanchis se produce a raiz de la declaracion de Bárcenas hace un mes en sede judicial y de otros datos recabados en la causa a través de las comisiones rogatorias libradas. En concreto, la documentación remitida por las autoridades helvéticas.

Las autoridades estadounidenses han revelado que el saldo que esta entidad mantenía en la cuenta del HSBC habría disminuido en 100.000 dólares la pasada semana. Según el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) Bárcenas quiso ocultar la existencia de sus fondos, de procedencia indiciariamente ilícita, y diversificarlos mediante el poder que otorgó a una persona de confianza en Suiza para que pudiera operar con total libertad con su capital. Una parte de los millones desviados fueron a parar a la sociedad Brixco.

Sanchis Perales, en una entrevista concedida el pasado mes de enero a INFORMACIÓN, negó haber ayudado a Bárcenas a blanquear dinero y mantuvo que se había limitado a poner en contacto a dos personas. Según la versión de Sanchis viajó a Suiza para ver el estado de la cuenta, pero negó que tuviera relación con su empresa La Moraleja destinada a la producción de limones en Argentina y haber sido socio de Bárcenas. Sin embargo, según la "nota de control interno" del Dresdner Bank de Ginebra, el 20 de febrero de 2009, Sanchis comunicó al banco que Bárcenas había decidido "invertir en bienes inmobiliarios y también en las empresas de producción en Argentina (producción de limones con una distribución industrial grande) y Brasil (producción de maderas preciosas), empresas que pertenecen a su amigo Angel Sanchis". En la citada nota, se hace constar que durante la entrevista de Sanchis con el banco llamó Bárcenas y confirmó por teléfono lo que estaba diciendo su amigo.

Angel Sanchis también preguntó en el banco suizo "cuáles serían las modalidades de proceder a la liquidación total o parcial de la cartera y los fondos de retiro, ya sea en efectivo o mediante transferencia bancaria". En la conversación, el amigo de Bárcenas anunció que éste tenía la intención de "liquidar parte o la totalidad de su cartera" y que daría instrucciones para la transferencia posterior de los fondos. Según el informe de la UDEF, todos estos movimientos empezaron a raíz de las detenciones que se produjeron en el marco de la operación Gurtel, en cuyo sumario se encontraba imputado el también extesorero popular Luis Bárcenas.

A partir de entonces, señalan los investigadores, las entidades bancarias donde el extesorero tenía depositadas las cuentas de la Fundación Sinequanon comenzaron a realizar notas de "control interno" en relación con la "implicación de quien ellos llaman "el cliente", en referencia a Bárcenas, en un caso de corrupción en España. Tras la visita de Sanchis, el Dresdner decide hacer un estudio "más profundo" del cliente que estaba revisando sus "cuentas off/Shore". En esa nota aventuran que el cierre de la cuenta podría ocurrir en tres meses. Con la decisión de Ruz, Sanchis queda en situación de imputado 23 años después de que su carrera política se viera truncada por su implicación en el caso Naseiro, el primer gran caso de posible financiación irregular del PP, que salpicó a dirigentes valencianos.

En declaraciones a Europa Press, Sanchis negó el delito que se le imputa y, desde luego, se desvinculó del supuesto blanqueo de capitales. "La verdad es que me sorprende. Yo no tengo nada que ver con el tema. Todo se reduce a que Bárcenas hace casi cinco años me dio un crédito de 3 millones para una empresa en la que tengo intereses. Ese crédito se documentó oficialmente, está en la contabilidad de la empresa, en los balances que están auditados y a los cinco años cuando cumpla se devolverá. Es un crédito puro y duro. Yo no he blanqueado nada, ni he sacado dinero de la cuenta del señor Bárcenas en efectivo, ni nada. Todo fue de un banco del primer mundo, a otro banco de Estados Unidos, también del primer mundo, a una empresa importante de muchos movimientos, con clientes en todo el mundo y que fue para aumentar y reforzar el capital circulante de esa empresa. No he tenido nunca la conciencia de que estaba ayudando a nada, sino que lo que hacía era legal", aseveró Ángel Sanchis.

Una transferencia de cuatro millones
Al contrario que a esas cuentas corrientes enchufadas a la nómina, al depósito bancario suizo de Luis Bárcenas le sucede lo mismo que a las personas de metabolismo y voluntad azarosa: su pesaje es de lo más elástico. Ha ido engordando y adelgazando en tiempo récord. La mayor reducción de saldo en la cuenta 8.401489 se produjo después de que el juez Baltasar Garzón ordenó la operación Gürtel, un 6 de febrero de 2009. Pero no antes de la visita que el valenciano Ángel Sanchis Perales, tesorero del PP entre 1982 y 1988, hizo al Dresdner Bank de Ginebra, donde Bárcenas tenía el dinero.

El viaje de Sanchis para asesorar a su amigo -descubierto por la UDEF- se produjo un 20 de febrero de 2009. El 12 de marzo empezaron a registrarse transferencias desde la citada cuenta a otras en los también suizos UBS y HSBC en Nueva York. El primero de estos "swifts" bancarios lleva fecha del 12 de marzo. Por un importe de un millón de euros, que fue a parar a la sociedad de valores Bex Bursátil. La Brigada de Blanqueo de Capitales señala que esa transferencia fue devuelta el 23 de marzo. Un día después, voló a misma cantidad al HSBC de Nueva York a una cuenta a nombre de Brixco S. A. El 26 de marzo y el 29 de abril Bárcenas ordenó, a través de Sinequanon, sendos envíos de un millón. La última transferencia es del 8 de mayo y asciende a 1.328.000 dólares. 

Enlaces recomendados: Premios Cine