01 de septiembre de 2017
01.09.2017
Opinión

Abróchense los cinturones

01.09.2017 | 05:23

España debuta hoy contra la Montenegro de Dubljevic y Rice en la primera fase de este Eurobasket. La selección de Sergio Scariolo afronta un torneo que puede suponer el paso de la historia a la eternidad de este equipo. Un cuarto título en los últimos 5 campeonatos nos igualarían a la mítica Yugoslavia y sólo nos dejaría por detrás de aquella URSS que ganó 8 títulos consecutivos entre 1957 y 1971.


Pau Gasol, si todo transcurre con normalidad, adelantará a Nowitzki y a Tony Parker, y se convertirá en el máximo anotador de la historia de los campeonatos. Está a 60 puntos y en el último torneo superó los 200. El de Sant Boi es también el único jugador, junto a Kresimir Cosic, que ha sido dos veces MVP del torneo. Un nuevo galardón le haría líder en solitario. Además podría igualar al mítico Nikos Gallis, el único que ha sido 4 veces máximo anotador del Eurobasket. En este momento tiene 3 galardones como Nowitzki y Radivoj Korac. Sergio Scariolo puede además lograr su cuarto oro como entrenador. Sólo él y Pau Gasol han estado en todos los títulos europeos españoles.


Y la pregunta que nos hacemos es: ¿Son reales nuestras opciones al oro? Rotundamente sí. A pesar de las bajas del equipo, muchas e importantes. A nadie le extrañaría si España jugara con Calderón, Llull, Rudy, Mirotic y Felipe, y todos lo verán por la televisión. Pero el núcleo del equipo y el espíritu ganador de la selección le da un plus sobre los demás equipos, que por cierto también tienen muchas bajas. Seguramente si Serbia estuviera al completo España podría tener más problemas, pero los serbios pierden para esta cita todo un quinteto titular: Teodosic, Nedovic, Kalinic, Bjelica y Jokic, además de Raduljica.


Francia también pierde a toda su columna principal: Parker, Batum y Gobert, además de Causseur y Gelabale. Italia sin Gallinari, Bargnani y Gentile no parece un aspirante serio. Grecia sin Spanoulis, ni Antetokoumpo pierde una gran oportunidad al igual que Alemania sin Nowitzki, ni Pleiss. A partir de aquí se abre una incógnita sobre quien puede ser la gran sorpresa del torneo y ahí todos los focos apuntan a Eslovenia. El equipo de Dragic, Doncic y Randolph puede ser el gran tapado para el pódium.


El campeonato es para nosotros le despedida de Juan Carlos Navarro y también el último europeo de Pau Gasol. El cambio de calendario internacional hace que el próximo torneo europeo sea en 2021 y el gigante de Sant Boi tendrá entonces 41 años.Es tiempo de despedidas de los mejores jugadores de la historia de nuestro deporte pero también es tiempo de relevo. La selección reúne una mezcla de juventud y veteranía que junto al gran talento de nuestros jugadores, la hace un campeonato más favorita a todo. La presencia en el banquillo de Sergio Scariolo es otra garantía de éxito. El italo-malagueño ha entendido como nadie a esta generación de jugadores y ha sabido sacarles todo su rendimiento para convertirse en el mejor seleccionador de nuestra historia. Abróchense los cinturones, despegamos. Suerte?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine