31 de agosto de 2017
31.08.2017
Opinión des d´Elx

Policía autonómica valenciana

31.08.2017 | 04:32

En estos días está de actualidad el debate sobre un anteproyecto de Ley que está preparando el Consell, y que trata sobre la Coordinación de Policías Locales de la Comunidad Valenciana y, en especial, de lo que se contempla en su Disposición Adicional Tercera que, textualmente, dice: «Creación y tramitación del Cuerpo de Policía Autonómica Valenciana».


En él se plantea estudiar el diseño de dicho Cuerpo, que sería dependiente del Consell, y que contemplaría, en una primera fase, la incorporación de miembros de las policías locales de la Comunidad Valenciana, en sus diferentes categorías.


En estos momentos ya existe, en nuestra Comunidad, una Unidad de Policía Autonómica, procedente de la Policía Nacional, que están adscritos a la Generalitat Valenciana y cuyos cometidos, en general, están bien considerados por la sociedad. Lamentablemente, la posibilidad de ampliar sus medios y competencias, padece de falta de apoyo en el Gobierno Central. El último ejemplo ha sido la negativa, ante la petición del Consell, de que Madrid autorizara la inclusión, en la renovación del correspondiente Convenio, de la consideración como «autoridad en materia laboral» a los actuales policías autonómicos. Con dicha petición, se pretendía tener más medios para luchar contra la economía sumergida, entre otras cuestiones, verdadera lacra en nuestra zona y, especialmente en Elx.


Hasta ahora las inspecciones de la Policía Autonómica (P. A.) deben ir acompañadas de un Inspector de Trabajo para que tengan plena eficacia administrativa. Si tenemos en cuenta la escasa plantilla de la Inspección, es fácil deducir la dificultad de su trabajo, como así vienen manifestando sindicatos como CC. OO. y U. G. T. cuando denuncian ésta situación. Es un ejemplo de la escasez de competencias de la actual P. A.


La propuesta que ha planteado el Consell de cara a esta nueva Policía Autonómica es, un poco confusa. Parece un «quiero y no puedo». Por un lado, en declaraciones de José María Ángel, director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, al diario INFORMACIÓN el pasado día 26 de agosto, éste decía que «si los catalanes y los vascos tenían Policía Autonómica (Mossos y Ertzaintza) porqué los valencianos no». Tiene toda la razón. El problema es que lo aquí se plantea no es exactamente eso. Allí el despliegue de sus P. A. se hizo sustituyendo paulatinamente a la Policía Nacional y aquí, dice el director general, eso no está ni previsto. O sea que convivirían ambas policías. Y la P. A. valenciana serían todos aquellos policías locales que sus Ayuntamientos acordaran transferir a este nuevo cuerpo. Eso garantiza conflictos. ¿Quién mandará a esos P. L. transformados en P. A.? ¿El ayuntamiento o la Generalitat?.


El director general dice que la G. V. habilitaría partidas para ayudar a los Ayuntamientos adheridos en el mantenimiento de esos P. L. adscritos. No concreta datos ni método porque, probablemente, no se puede concretar más. Aunque, para curarse en salud, reconoce que los Ayuntamientos importantes, dice, «es probable que no entren». El director general ha sido alcalde en una ciudad pequeña de Valencia y conoce el tema en ése ámbito. En los ayuntamientos grandes, como es el caso de Elx, la problemática y las necesidades son otras. Sería difícilmente justificable que la P. L. de Elx se integrara en la P. A. Ayuntamientos como el nuestro no pueden renunciar a sus competencias y obligaciones en este tema. Sí deben tener unas plantillas adecuadas y con unos medios materiales suficientes. Resultó llamativo leer, en declaraciones del nuevo intendente general de Elx, al poco de tomar posesión en 2016, que la P. L. ilicitana mantenía, desde hacía 25 años, nada menos, una estructura que les impedía ser más eficaces y nunca fue desmentido.


Si hay que apostar por una Policía Autonómica valenciana hágase, pero bien. Páctese con el Estado un modelo similar al vasco o catalán. Pero que no se dupliquen policías. Es un modelo que, con sus dificultades, funciona. Lo peor es el «parcheo» que es, un poco, la propuesta presentada. Y rechácense críticas interesadas del PP que dice que con una P. A. se rompe España al copiar modelos separatistas. La creación de la Policía Autonómica valenciana está prevista en el último Estatuto de Autonomía que el PP aprobó, con su mayoría absoluta. Son, por tanto, críticas muy interesadas y politizadas, que es lo peor que se puede hacer en temas que afectan a la seguridad ciudadana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine