06 de julio de 2017
06.07.2017
Opinions des d'Elx

El Vinalopó, un río sufridor

06.07.2017 | 03:41

El rio Vinalopó nace en la sierra de Mariola y muere en un azarbe en las cercanías de Santa Pola. Aunque todo eso es sobre el papel, realmente nace en término municipal de Bocairent (Valencia) y, prácticamente, desaparece a los pocos kilómetros de su nacimiento, en término municipal de Benejama, ya que se le extrae para riego hasta la última gota de agua.

A partir de ahí, el cauce del río desaparece y se transforma en camino, campo de cultivo, etc. Sólo a partir del sur de Villena y a través de la denominada Acequia del Rey, empieza a recibir caudales de agua, con el inconveniente de que gran parte de ésta es salobre, ya que proviene de la antigua laguna allí situada y, especialmente, los mayores aportes son de aguas residuales no siempre depuradas.

Ésa es la constante hasta la desembocadura, escasos caudales y siempre provenientes de vertidos de toda su cuenca. Gran parte de ellos procedentes de la industria de la zona, calzado y mármol, entre otras, y fundamentalmente los procedentes de las aguas residuales de los diferentes municipios, con tratamientos de depuración muy deficientes en muchos casos, cuando los hay, y con multitud de vertidos clandestinos.

Elx, que está a la cola del río, recibe todo lo que nuestros vecinos del norte nos envían, más aportaciones propias no siempre en las mejores condiciones. Tradicionalmente la rambla se ha utilizado como escombrera de materiales de todo tipo. Se pueden contemplar restos de obras, manufacturas del calzado, podas, etc., en todas sus laderas. Sin duda que ello limita la vegetación existente. También el clima, la falta de riego y la pendiente existente afectan al entorno. Por ello está llamando mucho la atención la actuación que se está llevando a cabo entre los puentes del Ferrocarril y Altamira. La tala de algunos ejemplares grandes de pino, parece que afectados por diversos motivos y, especialmente, la apertura de varios accesos nuevos que han cortado grandes tramos de la ladera existente en la margen derecha, dejando unas paredes casi verticales en algunos casos, plantea dudas sobre la viabilidad de las futuras plantaciones en unos suelos tan pobres y con unas pendientes tan escasas a partir de ahora.

Es de suponer que la actuación estará coordinada con la CHJ y, a la vez, que se mejora la accesibilidad y seguridad de la zona, se podrá dotar a la misma del necesario arbolado que garantice sombra y afiance terreno tan inestable. El tramo urbano del Vinalopó es un espacio muy visitado por la población para la práctica de ejercicio. De ahí viene la preocupación manifestada estos días. No siempre las últimas actuaciones en entorno tan delicado han sido las mejores. Si se actúa hay que hacerlo con todas las consecuencias: el ejemplo de abandono de toda la vegetación que se plantó con motivo de la actuación del denominado «Valle Trenzado» es patético. El riego por goteo, luminarias, etc., es un ejemplo de abandono. Y, en cambio, espacios tan cercanos a la zona, emblemáticos de la ciudad como el de la antigua represa, la «Rafa», languidecen entre matorrales, charcas llenas de mosquitos, suelos erosionados, etc., por los que es difícil hasta caminar. Por no hablar de las dos laderas del río, desde el puente de la Generalitat al de Barrachina, que en muchos tramos parecen más un paisaje lunar que una zona urbana de nuestra ciudad. En un lado hay toda una exposición de vertidos de toda clase y, en la otra, una muestra del contraste entre el palmeral, Patrimonio de la Humanidad, y otros palmerales que no han tenido tanta suerte.

Esperemos que las preocupaciones manifestadas por nuestros representantes en diferentes foros sirvan para garantizar mejoras sostenibles del cauce del Vinalopó. Propuestas, como las escuchadas al concejal de Medio Ambiente, sobre declaración del Pantano como Paraje Natural Municipal podrían contribuir a su mejora. También los acuerdos recientes, en Corts Valencianes, sobre regeneración del cauce del río son necesarios, aunque rara es la legislatura en que no se aprueban acuerdos similares sin más efecto. Asimismo, la aprobación en el mes de abril de una propuesta de Compromís, en el pleno de Elx, para instar al Consell a crear una Mesa que permita diseñar un «Plan Director de Restauración Ecológica y Revalorización Socio-Económica y Ambiental del rio Vinalopó» (título casi más largo que el río), puede ser interesante aunque no deja de ser llamativo que haya que instar a este Consell a acordar este tipo de cosas. Hasta el PP local también ha conseguido que se le apruebe un Plan Integral para mejorar la ladera. Con tantos planes deberíamos tener allí algo parecido a los jardines de Babilonia en poco tiempo. Mientras eso llega, si llega, un poco de riego en la zona sería de agradecer por la vegetación y por los usuarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine