30 de octubre de 2016
El Punki

Paco Conesa, obispo

31.10.2016 | 12:03
Paco Conesa, obispo

Me empezaron a llegar mensajes como si el Real Madrid hubiese ganado la Copa de Europa. Pero la noticia tenía que ver con una decisión de Roma. El Papa Francisco había nombrado Obispo de Menorca a nuestro Paco Conesa. Rápidamente me fui a la página de este periódico y la noticia estaba colgada con la buena nueva.

Recuerdo perfectamente cuando conocí a Paco en tiempos de D. Victorio Oliver. También esa visita a Roma con el Misteri a cuestas. Una de las primeras veces que estuve tiempo con él fue precisamente en una representación del Misteri en el palco. Y como cuchicheábamos las apariciones de los cantores. Siempre fue cercano conmigo, siempre fue sincero.

Y este año, me enorgullece ser Portaestandarte de nuestra Festa, y volveré a estar cercano a él. Su último Misteri como Arcipreste de Santa María. Allí estamos estos días celebrando el gran acontecimiento medieval que el pueblo de Elche quiso que fuera mundial. En la avalancha de fe que este pueblo maravilloso de Elche vuelca cada año sobre su Virgen, la Mare de Déu.

No me atrevo a darle ningún consejo. Porque siempre pensé que su honestidad conmigo la reflejaba con los otros. Y mi profunda admiración y respeto viene motivada por lo que creo que él cree. Se acerca a un nuevo tiempo de servicio al pueblo de Dios. Y el encargo del Santo Padre será señal inequívoca de que no podrá venir a servirse, sino a servir a su pueblo. Confío que su tranquilidad y paz interior le sigan iluminando. Que su trabajo no decaiga y que siempre piense que el que se acerca a él, es el hijo pródigo que lo necesita.

Como tiene mucha experiencia con compañeros sacerdotes, aquí lo tengo más difícil para aconsejarle. Pero su nuevo encargo no es para lucirlo, sino para servir a esos sacerdotes hermanos. Es un honor que sea Obispo, y es una obligación servir y amar a tus hermanos sacerdotes. Lo hará de dulce, porque ahora no le pesará la mitra. Sólo le pesará no defraudar a tanta gente que le apreciamos.

Su verdadera vocación de oración y servicio vendrá marcada por un nombramiento de un Papa Francisco que ha pedido ir a las periferias para amar a los más débiles. Que ha solicitado a los pastores que huelan a oveja. Que continuamente interpela a su grey para que no juzgue, y sirva sin preguntar. Que día sí, día también, realza la figura del que sigue a Cristo sin amarrarse a lo material.

Paco lo hará bien. Recibirá esta losa con alegría y esfuerzo. Intentará que sus defectos, todos tenemos defectos, sean ocultados por la misericordia. Porque son tiempos de acoger y perdonar. La gran labor de nuestra Iglesia siempre ha sido no preguntar por sus pecados, al que venía, sino ofrecerle toda la misericordia posible. Porque el mero hecho de que se acerquen al Cristo Resucitado es el mayor ejercicio de humildad posible.

La gran noticia no es que lo hayan nombrado Obispo. La verdadera noticia es que su fe le obligará a cumplir fielmente el mandato del Jesús al que sigue. Ahora no tendrá más remedio que seguir sacrificándose por los demás. Su verdadera vocación seguirá siendo el sacerdocio. Porque este cargo, que es más bien una carga, sólo servirá para ser más autoexigente en la labor que él libremente eligió.

Cuando se lo he comunicado a mi madre, ha recordado con alegría cuando él se acercaba a la cárcel a celebrar la eucaristía. Son esos hermanos encarcelados los que reflejan el rostro del Señor sufriente. Por eso, estoy seguro, que él también se lleva de esta diócesis a todos los seglares que acompañan el mensaje cristiano de redención.

No hay tiempo para descansar. Hará su atado, que será ligero, para emprender el nuevo camino de servicio. Y allá donde vaya tendrá que abrir los brazos, como siempre lo vi hacer, para acoger primero a los más débiles. Es Obispo, Don Francisco, pero Paco Conesa sigue siendo el mismo que un día decidió que su vida tenía sentido entregada al Jesús del Evangelio. Lo siguió entonces, y deberá perseverar en el camino trazado. Mis oraciones para él. Mi gozo por su nombramiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine