El vestidor

18.09.2016 | 02:13

11 Domingo fin de fiesta


Día grande porque así son estas celebraciones, seriales de la boda de Rociíto. Día grande porque hubo vísperas, ceremonia civil y resopón con traca final, pero aquí la reválida, la bendición, la coronación, no se alcanza hasta que hay fe pública. No documentos, ni actas, ni agua bendita ni arras ni alianzas; no padrinos ni testigos, ni inscripciones registrales; ni siquiera lista de regalos o videos caseros. No, aquí quien otorga, quien da carta de naturaleza, quien actúa como fedataria, investida de autoridad no es otra que la portada cuché. Ahí sí, la exclusiva ve la luz y todo se da por bueno. Las pruebas del vestido sobre todo los de las tres hadas madrinas, los posados pre, los posados durante, los posados post; los vigilantes de fotos robadas; los bailecitos flamencos... De la boda se desmenuzan hasta los más nimios detalles. Pero déjenme apuntar un par de notas al margen. En el capítulo de ausencias (hay vida más allá de Rosa Benito) lamentar a efectos estilísticos las de Raquel Mosquera y Massiel, que es el perejil de todas las salsas de los banquetes. Por muy estrella internacional que sea Paulina, no es lo mismo. Ni lleva las extensiones como la peluquera tampoco.


12 lunes gimnasio


Kim Kardashian se ha hecho 6.000 selfies en cuatro días, a una media diaria de 1.500. Mucho tendrá que correr Ana Obregón, nuestra versión patria, que acaba de descubrir las mieles de los egoreality y las redes. Ella, a la que son tan consustanciales como la música a Kiko Rivera. No tiene tanto volumen trasero, a decir verdad, pero un hijo siempre ve a su madre con otros ojos. Este verano, de vacaciones en Mallorca, el muchacho le hizo una foto en el gimnasio. Y, como es patrimonio nacional (ella misma lo dijo: «No soy historia de España pero...») lo compartió con el mundo entero. «El culo de mi madre #SheFine #Constancia», escribió acompañando un plano corto de sentadillas. Es para que se vayan haciendo a la idea. De lo que se nos viene encima.


13 Martes granjeros


Érase unos rudos granjeros y una granjera -que se llama Rocío Jurado, oigan, qué oportuno-. Éranse unas ambientaciones rurales, con sus balas de paja y sus animalillos. Érase unos diálogos pelín justitos, con sus tópicos, su typical spanish, sus chistes. Hasta un polígrafo para pretendientes, en el colmo del paroxismo. Pero daba igual. El que sobresalía, al que se iban los ojos, era al otro, al presentador. El lozano galán. Tal fue el esfuerzo -irse a Perú, regresar de Perú, concursar en un reality, meter a su novia en otro, discutir con ella... -que el pobre acabó en el hospital. A causa de un hidrocele testicular. En el progama no se apreció. (Tranquilas, se recupera bien).


14 Miércoles la herencia



La herencia, la transmisión de padres a hijos, es consustancial a todas las especies. La genética la heredas quieras o no. Luego está lo material. Ahí se amplía el espectro: padres no biológicos, putativos, la otra familia, la elegida. Por citar algunos casos al azar: el barón, Borja y los cuadros o las Camposhian, Rociíto y los pendientes prestados de la novia... En la cosa de los genes, los descendientes reciben de los ascendientes los rasgos predominantes. Rigiéndose por leyes parecidas, en lo material, el mayor -en edad, patrimonio, sabiduría, ascedencia o posición- deja al menor su legado. Por lo general (salvo excepciones como la de la aristócrata que hubo de repartir antes de contraer sus últimas nupcias) lega el que deja este mundo al que permanece. En el caso que nos ocupa, y aunque la sobrinísima lo niega, el divo de Juárez habría -supuestamente- incluido en sus últimas voluntades a su comadre española que, por causas excepcionales que a nadie escapan, se hallaría necesitada de heredad. Había prometido reinsertarla en sociedad y espectáculo y no pudo. Pero un pisazo en Chueca igual la saca de un apuro. O dos.


15 Jueves muñecas rusas


Cuando uno abre una puerta, una ventana, una rendija, puede entrar de todo. Puede volver el pasado. Desde el mismísimo Pleistoceno (Lequio dixit). Al conde -ex de Antonia, ex de Anita, ex de Mar Flores, por su parte ex de Cayetano, de Fefé y de Merino...- le reivindican día sí día también. Tiras del hilo y sale una hilera. A ver, la primera fue Olvido. Estirando un poco más, salta Miriam, ex de Pipi Estrada, ex de Terelu. Con otro estirón, retrotrayéndose todavía más atrás, reaparece de entre las tinieblas mediáticas Sonia Moldes, ex de Dinio (ex de Marujita), ex de Rodríguez Menéndez (ex de Nuria Bermúdez, Malena Gracia o Mila Ximénez). Y así hasta el infinito. Muñecas rusas.


16 Viernes la (otra) boda


No sé si el lugar adecuado para la «boda del año» a decir de Medisaset (¿cuántas bodas del año cabrán en un solo año?) es el castillo de Viñuelas. Más que nada porque fue picadero de rey y finca de recreo del abuelo de Carmencita Martínez-Bordiú. Y ya saben a qué abuelo me refiero. Pero el castillo, en cualquier caso, no es más que el decorado, la localización de exteriores, el croma. La boda, en realidad, se oficia, se viene oficiando desde hace mucho, en el plató de Jorgeja. Los contrayentes, que se deben a quien se deben, han tenido a bien casarse en el día y la franja horaria adecuadas para las dos entregas -vespertina y nocturna- del programa. Que la efeméride pase a la historia compartiendo lista con la primera visita oficial de un Papa a Sudáfrica (Juan Pablo II y Nelson Mandela), el anuncio del compromiso del rey Balduino con Fabiola de Mora y Aragón y el aniversario (sin concretar) de Camilo Sesto quizá haya que atribuirlo a los caprichos del azar. También se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono. Así que ojo con la laca de Mª Teresa. O?la de Edmundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine