Lamentable retrato de una realidad

10.09.2016 | 04:52
Lamentable retrato de una realidad

El Viejo Continente envejece vertiginosamente. Europa tendrá que importar menores independientemente del color de su piel y ahora estarán menos caros

La situación política en España es tan intensa que acaparara casi todas las portadas y el comienzo de los telediarios; las radios andan en lo mismo. Es noticia significativa por ejemplo, que Mariano Rajoy, una vez más dijo que él tiene que gobernar aunque no tenga por otra parte los votos necesarios. La candidatura de Soria al Banco Mundial ha sido un nuevo ingrediente que se relaciona con la ya campaña electoral y de paso se mantiene en vilo a la opinión pública y a la oposición. Afortunadamente Soria se ha «retirado»?, más cortinas de humo. El presidente en funciones ha querido recordar que el que manda es él.

Si en estas circunstancias se conoce una foto de un niño ahogado que huía de Siria o de algún otro país de la región, su impacto será mínimo. En todo caso la foto tendría que ser muy impactante, muy desgarradora, de esas que no se quieren ver. Y así y todo su vigencia en la emoción de la gente será mínima. Para movilizar a la opinión pública y a las distintas y diferentes instituciones competentes, son unas cuantas, habrá que ser mucho más original, creativo. Lamentablemente los niños y las niñas, que se ahogan no pueden exhibir heridas sangrantes y se elude mostrar el rostro desesperado de alguien que se está ahogando; esa foto es casi imposible. Es todo un inconveniente. No se debería excluir la posibilidad de un maquillaje adecuado, para evidenciar las imágenes que un fotógrafo, aunque sea un buen profesional, no logra sacar.

Mujeres ahogadas tienen menos interés, no se tiene en cuenta que significa, generalmente, desamparo para sus hijas e hijos. Miles de estas personas desaparecen en el más absoluto desamparo: son secuestrados, esclavizados y puede que se conviertan en proveedores de órganos. Se trata de un gran negocio y el mercado es el mercado, oferta y demanda es la ley imperante más universal; ante tanta oferta es posible que haya más demanda.

Es público y notorio que el Viejo Continente y nunca mejor dicho, envejece vertiginosamente (Alemania, la «locomotora» europea, superó a Japón al tener la tasa media de nacimientos más baja del mundo en los últimos cinco años). Europa tendrá que importar menores independientemente del color de su piel y ahora estarán menos caros. Eso sí, conviene que no sepan su origen. Por ahí les da por preguntar dónde está su familia biológica (el mundo está lleno de desagradecidos?). Conviene adoptar cuando son pequeños, cuando menos recuerden mejor. La memoria tiene vida propia y es traicionera, en cualquier momento nos da una embestida y nos trastoca el negocio y tal vez produzca una «alteración» del sistema. Nunca se sabe, como nunca nadie olvida nada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine