España no deja de creer

15.08.2016 | 08:03
España no deja de creer

Como si fuera una charla motivadora del mismísimo Cholo Simeone, la España de Basket no deja de creer, y pese a que se le daba por muerta tras los dos primeros fiascos sigue estando ahí y depende de sí misma ante el infartante encuentro de esta noche ante Argentina. Así las cosas, se repite el historial de otros campeonatos. Empezamos fatal y lo vamos arreglando conforme pasan las jornadas. El equipo de basket parece una locomotora que va poco a poco, pero, como dijo Pau Gasol nada más terminar la extraordinaria victoria ante los lituanos, «ni somos tan malos como cuando jugamos los dos primeros partidos ni tan buenos como lo es ganar de 50 puntos de diferencia a Lituania», que venía de ganar a los argentinos, a Nigeria y a Brasil y ya van con tres victorias. Pero las mismas que podemos conseguir nosotros ahora si ganamos a Argentina, que viene de ganar un extraordinario partido ante Brasil con tres prórrogas y con un inconmensurable Campazzo, el jugador del vecino UCAM Murcia de basket, que anotó 33 puntos más otros 37 puntos del madridista Nocioni. Un Campazzo que, por cierto, hará pareja este año con el exlucentino Pere Llompart, que ha fichado por el UCAM Murcia, quizás por la confianza de Oscar Quintana que ya lo tuvo a sus órdenes en Lucentum de Alicante. Vaya equipazo han hecho los murcianos, Con Martinas Pocius, ex del Real Madrid, los argentinos Marco Delia y Campazzo y el tirador Baron más lo que ya antes tenía.


Pues bien, España depende de sí misma, lo que ya es mucho. Y es así gracias, por una parte, a la agónica victoria de los argentinos ante Brasil que en uno de los mejores partidos que se han visto últimamente le ganó a Brasil 111-107 con 17 triples de nuestro rival de esta noche, 5 de ellos de Campazzo, que sabe leer los partidos como nadie y que va a ser una pesadilla para el equipo de Sergio Scariolo.


Ya lo ha dicho el técnico italiano, que jugar ante los argentinos es hacerlo contra una fiera que no se deja vencer en ningún momento y que nos van a querer devolver aquella derrota de Japón (Saitama) en el último instante que les dejó fuera a ellos y a nosotros nos hizo luego campeones del mundo. Y Argentina tiene un potencial enorme, aunque Ginobili ya no es el que era, ya que está jugando al 30-40% de lo que era, pero por el contrario Nocioni y Campazzo demostraron ante Brasil (70 puntos entre los dos) que se debe contar con ellos, y que a España les va a costar ganar. Igual luego los Gasol y compañía nos dan una alegría y no nos hacen sufrir como ante Lituania, pero de antemano se prevé una batalla sin cuartel. Nosotros somos capaces de todo y se debe seguir contando con nosotros.


Y para cualquier medalla incluida el oro, porque Serbia y Australia ya han demostrado ante los EE.UU que son vencibles, ya que los Serbios estuvieron a un solo triple de dar la sorpresa y si nosotros seguimos jugando como ante Lituania que no nos den por muertos, con un Gasol jugando por fuera de la pintura y marcando triples como si fueran bandejas.


Quien nos lo iba a decir, pero si ganamos a Argentina hasta podemos ser segundos y evitar a los americanos en el cruce de cuartos. Somos segundos solo con ganar a Argentina y hasta podemos ser terceros perdiendo si Nigeria gana a Brasil y Lituania a Croacia, pero no lo olvidemos; si perdemos nos vamos fuera, ya que lo previsible es que Brasil en su casa gane a Nigeria, con lo que nos espera una buena y apasionante noche, que podría ser el preludio de algo gordo para más tarde.


No descartemos nada estando España ÑBA en el camino todavía. Este equipo ha demostrado muchas cosas y puede que no sean las últimas líneas de este precioso libro que están escribiendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine