Master mus Maestral

28.07.2016 | 04:27

De nuevo, como cada año, el Restaurante Maestral ofrece sus instalaciones y magnífica organización a los amantes del mus de nuestra Provincia -residentes o veraneantes- para jugar el veterano y prestigioso Master Mus Maestral de Alicante, conocido como «Més que mus». La asistencia es numerosa.


Hoy Alicante cuenta en el mus con jugadores experimentados y laureados a nivel Nacional. El Master del Maestral tiene ya Categoría nacional. De hecho los campeones -hay que intentar que sean las cuatro primeras parejas clasificadas- de cada año tienen la opción de participar en otros Master's de reconocido prestigio.


La mujer, como no podía ser menos, en su avance ininterrumpido hacia la igualdad real con el hombre, comparte y compite con él también los ocios, en el que no podía faltar el mus. Susana, Lola, Mercedes, Lorena, Charo, Elena y Vanessa y un largo etcétera son jugadoras ya consagradas y seguras participantes.


El mus llega ya a todos los estamentos económicos, sociales, culturales, universitarios. Es muy conocida la partida jugada en Madrid en 1995 entre Jaime Campmany y su hija Laura contra Antonio Mingote y Alfonso Ussia retransmitida por José María García. Como todos los duelos importante,apadrinaron a los contendientes el simpar y admirado Adolfo Suarez -ya no era presidente, evidentemente- y José María Álvarez del Manzano, alcalde entonces de Madrid.


Se ha escrito mucho sobre el mus, desde Antonio Mingote con su Historia, Reglamento, técnica, vocabulario. Alberto Valero de Castro con su Cómo convertirse en un buen jugador de mus, o El mus escuela de convivencia y función de Carreño y el Órdago de Jordi Briñol Esqué son de lectura obligada.


También el mus entra en la literatura clásica. Antonio Machado en su Elogio al libro Castilla de nuestro Azorín refiere: "Desde un pueblo que ayuna y se divierte, ora y eructa, desde un pueblo impío que juega al mus, de espaldas a la muerte, creo en la libertad y en la esperanza y en una fe que nace cuando se busca a Dios y no se alcanza y en el Dios que se lleva y que se hace». Y se canta en coplas populares: «los borrachos en el cementerio juegan al mus».


El ambiente del MASTER MAESTRAL ALICANTE es divertido, distendido y generador de nuevas amistades. Pero el juego de mus, no se olvide nunca, tiene siempre un toque mordaz -nunca ofensivo- porque el mus es algo más que un juego de cartas. Siempre noble. Cada jugador en el mus refleja su carácter y comportamiento en su vida cotidiana porque, dice algún autor «como la vida misma, es un juego lleno de azares que debes de saber aceptar» y sobre todo es un crisol donde se entremezclan creencias, comportamientos, formas de vida, éxito y se bate bien, aparece y florece, en mayúsculas, el dulce encanto de la amistad altruista. Y nace con fuerza un deseo inexplicable de confrontar formas de ser, pericia, ingenio, fantasía, valor.


Pero lo verdaderamente importante es que por unas horas te olvidas de la azarosa situación política, económica y de los sinsabores cotidianos y compartes mesa y mantel con amigos, algunos que no verás hasta el próximo Master de 2017. En la cena de entrega de premios ves con sana envidia a los ganadores; pero ya estás pensando en el próximo Master que te permitirá afrontarlo con mejor suerte; aunque lo verdaderamente importante es que finalizado el torneo percibes haber recuperado la joie de vivre y una renovada fe en la vida y en las personas. Y por todo ello, jugamos al mus y somos felices los musolaris.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine