Tribuna

El Consell: liderazgo con mirada panorámica

09.07.2016 | 04:52
El Consell: liderazgo con mirada panorámica

Nuestra Comunitat necesitaba como agua de mayo un liderazgo cargado de significado, un nuevo camino, una nueva vía ganada a la maleza de la ignominiosa gestión y el despotismo de los gobiernos del PP. Por eso, cuando hace poco más de un año, un progresista, para más señas militante del PSPV-PSOE, fue proclamado presidente del Consell, se puso en marcha el reloj de un nuevo tiempo nacido para hacer de esta tierra un espacio de convivencia digno e igualitario.

Recuerdo el momento en el que Ximo Puig tomaba posesión de su cargo, y cómo en el trayecto que va de las Cortes Valencianas a la Sede del Consell, la calle se llenó de caras de júbilo, casi de incredulidad por lo que estaba ocurriendo. Ese trayecto fue un símbolo inequívoco de que las personas lo son todo, y lo pueden todo.

Ahora, pasado un año de aquel momento de tremenda alegría, y también de serena responsabilidad, se constata que la senda marcada en el Pacto del Botánico ha mantenido un ritmo constante, un paso firme, con mirada panorámica para comprobar que nadie, ningún ciudadano, volvía a perder el paso, ni se quedaba atrás, ni en derechos ni en oportunidades. Los retos se conjugan en futuro, pero las personas sienten en sus carnes el peso del presente.

Ha sido un tiempo de rescate ciudadano, de recuperación de derechos, basado en nutrir una nueva estructura fundamentada en el trabajo, la cohesión y la honradez. Como recientemente pude leer al propio Ximo Puig, una etapa en la que consolidar «una nueva forma de entender la Generalitat Valenciana y la Comunitat».

Un año de acuerdos, como el alcanzado con el resto de partidos, organizaciones sindicales y empresariales, y otras entidades, para reclamar conjuntamente la mejora de la financiación. Un año en el que los dependientes han tenido la seguridad de que cobrarán al mes sus ayudas; en el que se ha confirmado la gratuidad de los libros de texto, y en el que la extensión de la sanidad pública a los inmigrantes o la eliminación del copago para pensionistas y personas con discapacidad, han sido una realidad. Un tiempo en el que se ha demostrado que los supuestos «cantos de sirena» que pregonaban desde la derecha, se pueden convertir en cantos sinceros de libertad y recuperación de derechos.

Junto a esto, se han situado importantes retos en la agenda, con perspectiva y de manera planificada, como el proyecto de un nuevo sistema productivo; el camino consensuado hacia un nuevo modelo de gestión de residuos; la apertura a la transparencia y la regeneración, y el respeto a nuestro territorio impidiendo la reclasificación a urbanizable de 13,3 millones de metros cuadrados de suelo.

Y no era fácil dar siquiera los primeros pasos. El PP había dejado a la Comunitat en un camino angosto, cercano al precipicio y con una mochila sin víveres, sin protección, con las suelas desgastadas: 40.000 millones de deuda –a lo que hay sumar nuevos pufos por valor de 4.500 millones más-, una administración paralizada y carcomida por la corrupción, y un importante déficit reputacional.

Un PP valenciano, el que dirige la señora Bonig a golpe de subidas de tono, brindis y pulgares elevados, que ha evidenciado un nulo sentido de Comunitat, que no asume errores ni sus consecuencias, cegado por el espejismo que, a modo de resultado electoral, ha supuesto las elecciones generales del 26J. No cabe esperar mucho más de quienes formaron parte del último eslabón de esa cadena podrida de gobiernos del PP en nuestra tierra. No cabe esperar mucho más de quienes se negaron a sí mismos la posibilidad de mostrar ética política y personal, sensibilidad y decencia ante las víctimas del accidente del Metro de Valencia

Éste es el camino que el PP, que no ahorrará esfuerzos en boicotear el futuro de la Comunitat, se ha marcado.

Frente a esto, liderazgo con contenido, y a la vez, compartido con la sociedad valenciana. Un liderazgo, como el demostrado por el nuevo Consell, con mirada panorámica y que tiene claro que, en efecto, las personas lo son todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine