Las zapatillas (también) son para el verano

29.06.2016 | 04:43
Las zapatillas (también) son para el verano

Parafraseando el título de la obra de Fernando Fernán-Gómez y sus bicicletas para el verano, las zapatillas también lo son y si son las de correr, mejor. Muchos deportistas abandonan durante los meses estivales ese tipo de calzado para descansar y coger energía de cara a la proxima temporada, lo cual es un acierto a medías.

Si a lo largo del año debemos llevar especial cuidado con una serie de aspectos como material y recuperación, en verano debemos estar en máxima alerta, ya que a las lesiones que pueden originar el entrenamiento se suman las deshidrataciones, golpes de calor, rozaduras por la humedad, calambres musculares?

Lo que debemos tener muy claro son varios errores que no debemos cometer: uno de ellos es evitar las horas de máxima exposición, es decir, de 12 a 17 no salgas a correr. Y si no hay otra opción y tienes que hacerlo entre esas horas, intenta buscar sombras o parques con fuentes. Es preferible darle cinco vuletas a un parque con fuente a dar una vuelta circular sin ella (aunque sea más aburrido). Las mejores horas para correr son a primera de la mañana y última de la tarde, y siempre con un botellín de agua.

Si te empiezas a encontrar mal, con dolor de cabeza, busca una sombra y camina o siéntate. Hay varios signos de alerta, como tener «malas sensaciones» corriendo, malestar, angustia, náuseas o dejar de sudar, que deben hacerte parar. Tienes que escuchar a tu cuerpo y hacer caso a las señales que te manda.

Otra precaución es dejar los entenamientos intensos y de calidad para otra hora: no hagas series intensas, ni «fartlecks», ni pongas tu cuerpo al limite en esas horas bajo el sol. Si no hay más remedio y no puedes saltarte esa sesión puedes probar en cinta en el gimnasio con aire acondicionado.

Busca rutas fuente-fuente, y mojate zonas como la nuca, muñecas y cabeza. Corre con la camisetapuesta, mejor si es de colores claros y tejido técnico: además de protegernos del sol, nos ayuda a mantener algo mas fresco el cuerpo, evitando así que el sudor baje hacia los pantalones y haga más incómoda la carrera.

Corre con ropa ajustada en verano –mallas y/o camisetas técnicas ajustadas–, evitarás así las rozaduras y fricciones: La sal del sudor puede hacer funcion de «lija» sobre la piel provocando lesiones y heridas cutáneas muy molestas (cuando nos bañemos en la playa despues de correr, nos acordaremos de la sesión). Sin olvidarnos de los clásicos que todos sabemos; gorra, gafas de sol, protección solar, calcetines cortos.

Los veranos en Alicante son bastante duros: a las altas temperaturas se suma la humedad, lo que genera un clima bochornoso e incómodo para la práctica de una serie de deportes, aprovecha estos meses y convierte el acierto a medias del principio en un acierto, combinando dos días de running a la semana con natación, piragua, paddle surf, tenis, ciclismo?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine