Sí somos una gran nación

29.06.2016 | 04:30
Sí somos una gran nación

Tiene razón Mariano Rajoy cuando suelta ese buñuelo de viento retórico de que «somos una gran nación». La frase no nos dice gran cosa porque está sacada de las películas estadounidenses y nos rompe la escala pero ahora tenemos un patrón de gran nación en el Reino Unido que acaba de armarla, según todas las fuentes, con su salida de la Unión Europea por referéndum. España no querría salir y, si quisiera, nunca lo haría por referéndum. Pero si el Reino Unido puede soportar los bochornos del resultado electoral, del vivir y sin vivir en la UE, del segundo intento de referéndum, de las artimañas nacionalistas para desunir el reino sin dejar de ser una gran nación, nosotros podemos ser una gran nación con nuestra incompetencia y nuestra corrupción generales. Todavía no tenemos un David Cameron, cuya efigie es el logotipo del índice de estupidez política. ¿A cuánto le van a pagar la conferencia en los foros de agradecimiento económico?
Otra enseñanza del Brexit para España es el coro de afinadas voces que denigra el referéndum -la consulta al pueblo soberano- como práctica democrática. Por ellos sabemos que el resultado no debería servir con una diferencia de cuatro puntos... si esa diferencia es contraria a su postura. También que el referéndum es asamblearismo con olor a pies, indeseable respecto a una perfumada democracia representativa en la que los partidos pueden incumplir los programas y hacer lo contrario de aquello por lo que les votaron y sus dirigentes decidir, de noche y sin consultar ni a los suyos, asuntos de interés general. Sería bueno cruzar esas opiniones con las que se emitieron a favor de soluciones tecnocráticas para países en crisis donde se instalaron dirigentes sacados sí se sabe de dónde pero no por quién. La lista serviría para evaluar la calidad democrática de esas opiniones. Sólo para saberlo, vaya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine