El balneario

28.06.2016 | 04:30

En Alicante todos tenemos en la memoria alguna imagen de los balnearios que existían en el Postiguet. Esas imágenes, siempre en blanco y negro, son parte de un pasado que denota un destino turístico ciertamente original y algo nostálgico.
Nuestra ciudad lleva años buscando, no con mucho acierto, qué clase de atractivos ofrecer al mundo, cómo distinguirse del resto de la costa mediterránea, qué decir y qué imagen ofrecer. Los intentos de turismo residencial, de negocios y congresos, cultural, lúdico, de turismo familiar, de ciudad de servicios o de otras historias no han cuajado, aunque cada uno de ellos ha tenido su repercusión en la actividad de la ciudad.
Hablábamos hace unas semanas de la posible irrupción de un icono que distinguiera el destino Alicante ciudad como singular: la catarata en la Cantera, las reacciones que me llegaron, siempre personalmente, fueron positivas, aunque es verdad que algunos me dijeron que cómo se me ocurría dar ideas gratis o poner proyectos sobre la mesa para que otros se lleven las medallas. La verdad, es que se trata de pensar en positivo sobre el futuro, ya que de críticas y posiciones enfrentadas no se saca ningún rendimiento. Pensar en positivo para tu ciudad es un placer. A lo que iba, ¿por qué no tener un balneario en el Postiguet?, un lugar donde se recuerde aquella forma de veraneo, aquellos baños marinos saludables y, con ello, recuperar una estampa perdida en Alicante. Muchos estarán diciendo «no se puede». Esta frase es enemiga del progreso y deberíamos quitarla de nuestra mente. Dijeron que no se podía soterrar el tráfico por debajo del paseo del Puerto paralelo a la Explanada y, sin embargo, vimos cómo se inauguraba un túnel entre Francia e Inglaterra (el antes llamado Eurotúnel, ahora se denominará Brexitúnel, supongo). Qué pena que se piense cada vez más en pequeño y que la estupidez triunfe (ver M. Cipolla). Tampoco se podía hacer un ascensor para subir al castillo y Agatángelo Soler lo consiguió, además, ¿es posible hacer un paseo con 6.600.000 teselas de 4x4 centímetros en tres colores y de mármol?
Se puede recuperar la imagen del balneario en el Postiguet y ser una nueva postal turística en un lugar único, nuestra playa de ciudad es casi única en el Mediterráneo. Hay lugares similares como el balneario de Nuestra Señora de la Palma de Cádiz (macho Hércules) o el famoso Grand Pier at Weston-Super-Mare de Bristol y de la costa inglesa. La UE admite estas excepciones en su costa por motivos históricos, Alicante tiene esos precedentes y sí, se pueden hacer, de hecho muchos de aquellos balnearios eran de temporada y se montaban y desmontaban para cada estación veraniega, todo ello en el final del XIX y los albores del siglo XX, hasta los años 60. Ellos podían, ¿nosotros no?
Ánimo, imaginación, cultura, luchar por Alicante, todos, voy a seguir, si me lo publican dando ideas en positivo para mi ciudad, si alguna les gusta o la ven bien, no se priven, pónganlas en práctica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine