Estamos en plena campaña

21.06.2016 | 03:26
Estamos en plena campaña

Estimado don Eleuterio:
Hace casi un mes que no me dirijo a usted. El motivo ha sido que lo que está ocurriendo en nuestro país resulta muy preocupante y además los dislates que se escuchan a los políticos en campaña me entristecen, aunque voy a tratar de contarle cómo van las cosas sin aburrirle demasiado.
Como usted sabe, don Eleuterio, hace seis meses que se celebraron unas elecciones generales con unos resultados que no han permitido a nuestros políticos buscar una solución de gobierno en nuestro país, por lo que toca repetir las elecciones. El problema no está tanto en repetir las elecciones, sino en que puede ocurrir que los resultados sean similares, por lo cual corremos el riesgo de entrar en bucle, en un nuevo día de la marmota hasta finales de año.
En todo este follón de la campaña, hay bastantes descalificaciones entre los contendientes, quizá por la ausencia de capacidad didáctica o -de voluntad- para explicar a los ciudadanos la realidad de las cosas. Incluso en alguna cadena se ha recurrido a los niños para que opinen de política.
Le cuento cómo están las cosas: el líder del PSOE dice que jamás permitirá que gobierne ni el PP ni Unidos-Podemos, con lo que únicamente podría ser él mismo presidente: hay un problema y es que las encuestas lo colocan en tercer lugar en cuanto a resultados.
En esta misma línea se pronuncia el líder de Ciudadanos, que desde su visita a Venezuela se le nota más espitoso y le dice al presidente en funciones: «No le voy a insultar y decir que es usted indecente, pero debe explicar los (presuntos) 340.000 € recibidos, según los papeles de Bárcenas». No sé qué le parecerá a usted, pero si eso no es un insulto, se aproxima bastante.
Como le he comentado en otras ocasiones, Pablo es el candidato más entretenido, es un joven con bastante desparpajo, capaz de defender una posición y la contraria sin inmutarse; cuando le comentaban sus cambios de posición, contestó que «él hace un tiempo era tertuliano y ahora representa un proyecto político, por eso varían sus opiniones» y se quedó tan fresco: marxismo puro (Groucho). Lo cierto que al chico lo quieren las cámaras y, lo que es mejor para él, lo quieren las cadenas de televisión.
Aunque hace un mes que Pablo ha pactado con los comunistas, recientemente se ha declarado socialdemócrata. Y como a Pablo parece que no le importa herir la inteligencia de la gente, la última ha sido decir que también Marx y Engels, los autores del Manifiesto Comunista (Londres, 1848), eran socialdemócratas. Se le olvidó decir que el concepto moderno de la socialdemocracia es del año 1959, cuando el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) abandonó el marxismo, hecho que fue seguido por el resto de los partidos socialistas europeos. En este congreso el SPD identifica el socialismo con la democracia, proponiéndose crear un nuevo orden económico y social, conforme a los valores fundamentales de «la libertad, la justicia y la solidaridad» y que no se considera incompatible con la economía de mercado y la propiedad privada. Y todos estos valores no parecen ser defendidos por Marx y Engels, ni aparecen reflejados en el historial de las declaraciones que ha realizado el carismático líder de Podemos que, ahora, para animar el cotarro, se declara admirador del presidente Zapatero, que a su vez parece que se ocupa de arreglar los problemas políticos de Venezuela. ¡Pobres venezolanos!
Mientras tanto, Rajoy se ha echado el PP a la espalda y anda dando besos y abrazos por todo el territorio nacional.
Como usted fue presidente del Consejo de Administración de la Caja de Ahorros de Alicante (1877 a 1881) posteriormente conocida como la CAM, actualmente desaparecida, igual le interesa saber que parece ser que andan por los juzgados todos sus consejeros acusados de cobrar o autorizar unas dietas inapropiadas.
Como buena noticia le puedo decir que la selección de fútbol de España ha ganado 3-0 a Turquía. En fin, don Eleuterio, así están las cosas; de momento trataremos de pasar las Hogueras de la mejor forma posible. Le deseo que disfrute de las Hogueras, que a usted le caen cerca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine