02 de junio de 2016
02.06.2016
Impresiones

Y digo yo

02.06.2016 | 04:44
Y digo yo

Y digo yo: ¿De qué ha servido este tiempo de espera? Pues la verdad es que no tengo ni idea pues cada día está más confuso el panorama. Por un lado tenemos al señor Rajoy que sigue insistiendo en lo de la gran coalición que, no siendo la que escribe ni maga ni adivina, afirmo con total seguridad que no se va a producir. No comprendo cómo el señor Rajoy no se da cuenta de esta realidad que para mí es más que evidente. En efecto si todos han vendido que los malos de la película son los del Partido Popular, nadie quiere saber nada de ellos y por tanto no es posible esa gran coalición que a mí me parece muy razonable pues si bien son muchos los errores cometidos, lo cierto es que nos sacaron del agujero en el que nos habían metido otros. Pero claro es mejor ocultar cómo estábamos en 2011 y atacar las políticas duras y poco sociales que el señor Rajoy adoptó y que nos afectaron a todos los ciudadanos.

Por otro lado tenemos al señor Sánchez. La verdad es que no llego a entender su postura y sus mensajes, mensajes muy contradictorios por cierto. Ataca al Partido Popular cuando debería atacar a los de Podemos que son sus auténticos rivales y los que le pueden quitar el segundo puesto en número de escaños. Tampoco entiendo que apoye al PSC y desoiga al Comité Federal que le ha marcado una línea roja en relación con el referéndum catalán y, por contra, públicamente apoya a su partido en Cataluña que se ha desmadrado totalmente.

Luego tenemos a Unidos-Podemos. Me ha sorprendido mucho que se hayan unido IU y Podemos pues tenía entendido que Podemos no tenía una ideología comunista y que IU sí la tiene. Pero claro, ha sido tanta la evolución del pensamiento del señor Iglesias que no puedo exponerla a pesar de que le ha costado el puesto a más de uno de su entorno.

Luego esta el señor Rivera. La verdad es que tiene un pensamiento moderado y conciliador, tan conciliador que la verdad es que no tengo ni idea de cuál es su posición. Es tan conciliador que roza el «buenismo» y este hecho sólo le puede traer disgustos pues de vez en cuando hay que plantar cara a los adversarios para tranquilizar a los votantes. Solo sé que se opone totalmente al separatismo, hecho este que me gusta, pero no tengo ni idea del modelo de sociedad que quiere.

¿Qué va a pasar? Pues yo creo que, escaño arriba o escaño abajo, nos vamos a encontrar con el mismo panorama. ¿Qué hacer? Pues que, si algunos no se abstienen, estamos fastidiados aunque, para mi sorpresa, hemos seguido funcionando dentro de una normalidad relativa. Es cierto que la incertidumbre política puede frenar el crecimiento económico de España, pero como somos un país a nuestra manera, lo mismo va y resulta que, sin tener un gobierno, baja el paro y crecemos a toda pastilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine