Vox populi

Tripartito en horas bajas

21.05.2016 | 04:12
Tripartito en horas bajas

Lo que más me ha sorprendido es que, al fin y al cabo, quien aparentemente ha reaccionado con más sensatez haya sido Bellido. Y es que el alcalde está demostrando tener poca cintura

Las cosas no pueden seguir así en el gobierno tripartito de Alicante. Estamos viviendo cómo día a día la relación entre los cabezas de lista de los tres partidos que forman el gobierno se va deteriorando, en una degradación que no tiene visos de repararse fácilmente. Por una parte, posiblemente los tres caballeros, Echávarri, Pavón y Bellido, sean per se una mezcla difícil de catalogar y mucho más difícil aún de empastar. De hecho, es evidente que dicha mezcla no funciona.

Dejando aparte los egos personales de cada uno, si es que tal cosa fuera posible, esto parece como un matrimonio de conveniencia, al estilo del que vimos en la película Green card entre el inefable Depardieu y la bella Andie MacDowell. Esa pareja no se la creía nadie, por mucho que al más puro estilo americano nos quisieran hacer creer en un enamoramiento mutuo. Pues aquí pasa lo mismo, que para conseguir el pase a la Alcaldía se ha pretendido infructuosamente juntar el agua con el aceite.

La ausencia del alcalde y de los demás concejales socialistas de la importante jornada sobre el modelo de ciudad para Alicante, celebrada anteayer, en la que sí estuvieron Bellido, Pavón e incluso el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, ha puesto de manifiesto lo que es un secreto a voces. Y ello porque Bellido y Echávarri no se han molestado siquiera en disimular sus diferencias, habiendo aireado las mismas en las redes sociales, como si no fuera eso, como dijo acertadamente Alcaraz, como una plaza pública.

Lo que más me ha sorprendido es que, al fin y al cabo, quien aparentemente ha reaccionado con más sensatez haya sido Bellido. Y es que el alcalde está demostrando tener poca cintura, justamente lo contrario de lo que necesitaría en este momento, si es que realmente pretende seguir gobernando la ciudad con estos socios de gobierno hasta que termine su mandato.

Por otra parte, el tripartito no se pueden relajar ni un poco, porque Barcala tiene pinta de llevar la lección bien aprendida y un objetivo muy claro, por lo que cualquier resbalón como los que estamos viendo últimamente, o la parálisis en la que en muchos aspectos está sumido el Ayuntamiento, son caldo de cultivo para un contraataque que preveo duro, lo que supondría la pérdida de una oportunidad única para estos partidos de poder gobernar pese a los modestos resultados del PSOE, después de muchos años de PP en el Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine