La exhortación del Papa es un himno al amor familiar

08.05.2016 | 05:29
La exhortación del Papa es un himno al amor familiar

El documento del Papa Francisco «La alegría del amor», sobre la familia, que acaba de publicarse en castellano abarca rodos los aspectos que tiene el amor matrimonial y familiar. Hace una descripción de este amor en su dimensión más genuina en los capítulos cuarto y quinto de su documento.


En el capítulo cuarto se centra en el amor cotidiano, conyugal, apasionado y transformador. Mientras, en el capítulo quinto expone lo que es el amor fecundo, como acogida de una vida nueva y ampliada.


Vamos a comentar en diez putos sus ideas principales.


Primero, el deseo de familia es permanente y vivo.


Segundo, es necesario proponer los valores atractivos que tiene el matrimonio y la familia.


Tercero, siguiendo los textos bíblicos, hay que dar consejos prácticos a los esposos para afirmar el matrimonio, y afianzarlo.


Cuarto, el Papa destaca que los roles de padre y madre son fundamentales en la educación de los hijos y hay que evitar la disminución del hombre o de la mujer.


Quinto, no podemos entender la disminución erótica del amor con un mal permitido por Dios, pero hay que evitar la obsesión por el sexo y las desviaciones de loa sexualidad.


Sexto, la educación integral de los hijos es obligación gravísima, a la vez que derecho primario de los padres. El Papa dedica particular atención a la educación en la Fe y la necesidad de educar sexualmente a la familia.


Séptimo, las familias numerosas son una alegría para la Iglesia, pero la fecundidad no consiste solo en procrear sino que se necesitan familias abiertas y solidarias.


Octavo, hay situaciones excepcionales. «El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre, pero si alguien ostenta un pecado objetivo como si fuese parte del ideal cristiano, no puede pretender predicar o dar catequesis».


Noveno, el Papa deja abierto un debate para revisar qué formas de exclusión deben evitarse en el ámbito educativo e institucional.


Décimo, el documento del Papa se cierra con un capítulo dedicado a la espiritualidad matrimonial, familiar, en que una comunión familiar es verdadero camino de santificación. La familia, rectamente vivida, lleva a la cumbre de la vida espiritual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine