19 de marzo de 2016
19.03.2016
Tribuna

Cuba se abre y el mundo a ella

19.03.2016 | 04:33
Cuba se abre y el mundo a ella

La visita del presidente Barack Obama y la primera dama, Michelle, fortalecerá las relaciones entre los dos gobiernos y pueblos, a la vez que abre la esperanza de otros reencuentros entre dos cercanos vecinos con posiciones ideológicas diferentes y con una histórica migración que paradójicamente los une.

Con su presencia en la isla, conocerá parte de la realidad de la sociedad cubana, sus miedos, debilidades, virtudes, los desastres económicos y sociales causados por el bloqueo y su repercusión en la vida política y social. Comprenderá que juzgar a Cuba de acuerdo a las ideas de occidente no es lo más sensato: los cincuenta años de encierro y relaciones con el extinto campo socialista dejaron costumbres y hábitos difíciles de borrar.

El pueblo cubano, aunque vive en una fuerte tensión ante las duras restricciones «periodo especial», tiene garantizado estudios y asistencia sanitaria públicas, la lucha por la supervivencia, quizás no le permita pensar en derechos humanos, la apertura económica y su visión del mundo facilitará esa compresión. Sin embargo, esto no es óbice para reconocer que esa idea de libertad está restringida y el Gobierno tiene otras opiniones sobre los derechos humanos.

El presidente Obama expresó que «se reunirá con integrantes de la sociedad civil, empresarios y cubanos de todos los ámbitos de la sociedad», recalcó: «He dejado muy claro en mis conversaciones directas con el presidente Raúl Castro que continuaríamos los contactos con aquellos que quieren ampliar el alcance de la libertad de expresión dentro de Cuba», y refiriéndose a los avances dijo: «Sí, de hecho, puedo decir con confianza que estamos viendo progresos en la libertad y posibilidades para los cubanos de a pie». El encuentro va.

Todo indica que pronunciará un discurso arriesgadamente vibrante y donde incluirá los principios de la democracia, la libertad y su relación con el desarrollo, que permitirá enviar un mensaje al pueblo cubano. Con esa visita, el Premio Nobel se muestra ante América Latina y el mundo como el presidente de la distensión, la Guerra Fría queda borrada. La Habana «Capital de la Unidad» según el Papa Francisco, le abre el camino en un contexto de «América Latina y el Caribe, Zona de Paz» y constituye un paso trascendente en su legado político. Y Cuba recibe el reconocimiento del vecino más poderoso del mundo para atraer financiación, socios y envía un mensaje a aquellos líderes timoratos que ya pueden visitarla e invertir. Igualmente, no por casualidad se negoció la paz para Colombia, o se reunieron el patriarca Kiril y el Papa Francisco en La Habana para solucionar asuntos que trascienden a Cuba.

Las críticas de los adversarios a la visita del presidente Obama a Cuba, se pudieran responder con los resultados alcanzados después de sus respectivas relaciones con los EE UU, ejemplo Vietnam, ¿qué es ahora?, y Sudáfrica, ¿qué fue Sudáfrica en 1994?, y ¿qué es ahora? (BRICS). Ambos países han crecido y liberaron sus fuerzas productivas.

El general presidente Raúl Castro recibirá al presidente Obama con respeto y consideración, pero también con admiración por ser la segunda visita de un presidente estadounidense después de 88 años de la visita del presidente Calvin Coolidge. Ese apretón de manos repercutirá en la definición del programa político cubano.

Los desafíos están en cómo reaccionarán los cubanos y cubanas después de esa visita. Hay un dato significativo y reconocido por el presidente Raúl Castro: más del 52 por ciento de la población ha nacido después de 1959, esa juventud tiene otras motivaciones y aspiraciones que las condiciones actuales no satisfacen; cómo se resolverá el problema de la emigración juvenil hacia EE UU; cómo disminuir las desigualdades; cómo resolver la baja fecundidad. El verdadero reto está en la capacidad de interpretar y aplicar la política adecuada que un día enseñaron los líderes Ho Chi Minh, Nelson Mandela y sus sucesores.

Previo a la visita se han adoptado nuevas medidas por el ejecutivo norteamericano para dar una percepción positiva del gobierno norteamericano y que impida cualquier tendencia a borrar estos importantes acuerdos.

Igualmente, la vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, quien confirmó la derogación de la política que limitaba el intercambio entre ambas partes, sentenció: «Este acuerdo marca el final de la Posición Común». También con estos cambios llegan The Rolling Stones y Mick Jagger con su primera actuación musical al Caribe, posteriormente Karl Lagerfeld con su famosa firma Chanel que realizará su primer desfile de moda en Latinoamérica.

El presidente Obama tiene sus retos: cerrar la cárcel en Guantánamo, objetivo menos complicado de cumplir, levantamiento del bloqueo aún más difícil, aunque explique a su congreso que Cuba se abre al mundo y el mundo a ella como dijo el Papa Juan Pablo II.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine