13 de marzo de 2016
13.03.2016
Con estilo

Personas

13.03.2016 | 05:15
Personas

Hay personas y personas, seres humanos que desde que el mundo es mundo son distintos a los demás. No sé porqué, pero son de esas que nacieron para marcar la diferencia. Personas que, como la buena música, sientan los precedentes del camino de los demás y, sobre todo, perduran y hacen que la palabra esperanza sea algo más que un sustantivo más del diccionario y pase a ser el reducto en el que el corazón de todos se refugia, cuando todo parece que se cae a tu alrededor. Seres humanos que no se caen, porque se levantan con más fuerza cada vez, que sueñan, que luchan, que persiguen sus ideas y que se esfuerzan por hacer cosas en este pequeño mundo que, tantas veces, te dan ganas de mandar a freír espárragos. Esas son las personas que, con su audacia, su inquietud, su forma de sonreír a las dificultades y sus ganas de prosperar hacen que todo tenga sentido. Y esas personas son las que me gusta ver y nombrar, cada día más, porque a los cenizos, los bordes y los carentes de todo ya los nombramos cada minuto por su persistencia infumable. Así que este domingo levantamos telón, y en las bambalinas de la vida veo fotos de alicantinos que me gustan. Veo a mi querida Nuria desfilar para una La Gatita Presumida y una gran mujer, Ana Piqueras, que ha «liado la parda» en la calle Maisonave «con un par» dando ejemplo de trabajo y ganas de prosperar con los demás desde su propia vida (que ya es un ejemplo de superación constante) y me quito el sombrero. Entre bambalinas rostros de mujeres anónimas que ayer fueron modelos de excepción, mujeres reales, con vidas reales y ganas de vivirlas? y veo a Veline, mi amiga Veline Ong, que no para, poniendo su granito de arena y que junto a otros emprendedores de esta tierra recibieron el premio a la Ciudadana Europea del año en el Foro Europeo 2001 que dio sus premios esta semana y que, entre otros, destacó la trayectoria y el empuje de jóvenes talentos de nuestras tierras, como Sergio Marcos y Alberto Ibañez de los relojes «superfashion» Cluns, Julio Sanchez Luengo de las milagrosas e increíbles cremas Magister Formula (de esas que me encanta ponerme, además de ir a ver al mejor de los mejores, Juan Miguel Pérez y que me haga de todo lo que se le ocurra en la cara?jejej), Roberto Valero de Oro di Valentina (hay que ser emprendedor a tope siempre...) y Alex Blanes, un pedazo de cantante, coreógrafo y mejor persona, joven talento que dará que hablar en breve? Pero sobre todo lo que veo es las ganas de que la vida no deje de ser vida, que la primavera que está al venir, que ya se asoma en los almendros, en el sol, en la luz no me deje de sorprender porque siga conociendo a gente que aporte esa magia a esta difícil vida que nos hemos montado en el planeta con ganas. Unas ganas de soñar que recobramos cuando las personas se revelan especiales y nos devuelven, como decía esa fe. Feliz domingo, y, esta vez, dedicado a ti, Pere Rostoll, compañero, que este «finde» perdías algo imprescindible, tu padre, y que seguirá aquí seguro con todos nosotros, en tu ejemplo; y a las personas que me devuelven la sonrisa y que espero sigan existiendo en mi vida con su fuerza arrolladora y su mirada llena de ilusión y emoción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine