Tribuna

Por acción u omisión

25.02.2016 | 05:10
Por acción u omisión

Pues sí! Por una y otra Rajoy está inhabilitado para formar Gobierno y representar a los españoles y españolas de bien. Por haber consentido que España sea percibida y vivida como un país corrupto. Mejor sería que se dedicase a enfrentar esta situación y no a meter miedo por si gobiernan otros partidos salidos de las urnas. A las personas de a pie nos resulta insoportable este doble rasero, las desigualdades a la hora de aplicar la ley, que se evidencia a diario en juicios eternos para intentar destapar corruptelas y una justicia exprés a las personas más débiles, que pueden verse sin casa o en el calabozo, por cuestiones menores, en 24 horas.

Ahí están los hechos, los Bárcenas, los Ratos, la Púnica, la Gürtel, y ahora Taula, o el sonado rechazo de jueces en el caso Fabra. Ahí está la ley mordaza, desahucios, la reforma laboral, la amnistía y el fraude fiscal, un rosario de afrentas que han desprestigiado el sentido de la política, «hacer cosas para el pueblo y por el pueblo», ¡no se cómo no les da vergüenza!

Estamos ante el colmo de ignorancia más absoluta y la maestría en echar balones fuera. Empezando por la Infanta quien, pese a vivir bajo el mismo techo que Urdangarin, no sabía nada de los negocios y firmaba lo que le ponía por delante, ¿parece que algo sabe de contabilidad, no?, ¿no estaba trabajando en Bancaixa, creo?

Siguiendo con la exministra Ana Mato (que no sabía que su marido tenía un Jaguar en el parking), ¿que pasa que ella iba andando? o con Granados, ¿cómo podía no saber nada Esperanza Aguirre del escandaloso aumento de su nivel de vida?

Tampoco la alcaldesa de Valencia sabía nada de contrataciones o actuaciones de sus concejales, pero la mandan al Senado y la aforan para que no la puedan juzgar. Nada menos que en Valencia, donde Rajoy no paraba de decir en los mítines que celebraba, que iba a copiar en España el modelo de progreso de la Comunidad Valenciana, poniendo a Rita Barberá por las nubes, «Rita eres la mejor» decía en un mitin en Valencia. Ejemplos a imitar, el despilfarro en Terra Mítica, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el fiasco de la Fórmula 1, el inoperante aeropuerto de Castellón?

Dice que a partir de ahora no va a dejar pasar nada, ¿eso significa, que antes si dejaba pasar?, porque se han acumulado en su partido de forma interminable nombres inhabilitados para el ejercicio de una política que haga honor a la palabra: Matas, Ignacio González, Rus contando millones? Cómo obviar su vergonzoso SMS a Bárcenas o ese inefable despido en diferido.

Sus ministros o secretarios que eran quienes firmaban los contratos, decretos, y cuentas de sus partidos, ¿no sabían nada?, pues por omisión sí, esto es así, ustedes deben de pagar, porque en ese caso se ha demostrado su incompetencia para dirigir un país. Hasta han puesto en duda la responsabilidad que debe asumir un presidente, secretario general, director de empresa, organización o partido, institución, de responder por todo su personal subordinado.

Por la omisión y dejación de su responsabilidad e incompetencia deben dejar sus cargos y ponerse a la cabeza de todos los corruptos de su partido como máximo responsable de éste y además por no ponerlos antes ante la justicia. Váyanse de la política y no la degraden más, y menos al pueblo español.

Cualquier presidente en la Europa de hoy, por higiene democrática ya habría dimitido, imagino. ¿Qué estaría diciendo usted si la corrupción estuviese en otro partido? Tenga usted (como decía) las agallas de no ir por ahí diciendo que va a copiar el modelo de la Comunidad Valenciana, Tierra de saqueo, como titula en su libro Sergi Castillo Prats.

Y por favor, por decencia, por higiene democrática, haga usted lo que decía su promotor y ¡váyase! y dejen de meter miedo anteponiendo los intereses de mercado, de terrorismo y otros temas, respete la voluntad de la ciudadanía y el pluralismo de izquierdas que ha ganado sobre la derecha que usted representa.

Esta política que está practicando, de decir y hacer como que no sabe nada de desahucios, exclusión, fraude fiscal, pobreza, (más del 40% de personas desempleadas que no perciben nada), reforma laboral, ley mordaza, corrupción, etcétera, es ruin y deleznable, como le decía a Pedro Sánchez en el último cara a cara, cuando éste le denunciaba la corrupción y la falta de decencia políticamente hablando. Además de no tender la mano a un representante y a un candidato propuesto por su majestad el Rey, es de mal gobernante y, además, de mal educado.

Señor Rajoy haga como decía F. Díaz criticando a la concejala de Madrid que venía a decir que ésta tenía que probar de su propia medicina, pues eso, ¿por qué no prueba usted su propia medicina? De parado, de manifestante? prediquen con el ejemplo y, si no lo hace, váyanse. Es de hipócritas decir una cosa y hacer la contraria y no diga ahora que va a volver a formar Gobierno cuando lo rechazó al principio. Por la boca muere el pez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine