24 de febrero de 2016
24.02.2016

Las condiciones del reino unido

24.02.2016 | 04:08
Las condiciones del reino unido

Una vez más el Reino Unido pone condiciones para permanecer en la Unión Europea. Ahora la dificultad está entre otras en la ayuda familiar a los hijos de inmigrantes, los complementos salariales que permiten contratar extranjeros con un menor salario, etcétera. Roma invadió las islas británicas pero no pudo ocuparlas como a la Galia; después los normandos se impusieron; Felipe II fracasó y no pudo impedir el nacimiento de la Iglesia Anglicana; Napoleón también intentó apoderarse de estas islas fracasando; finalmente Hitler planeo la invasión después de intentar negociar con Londres, pero Winston Churchill logró que el país se enfrentara en condiciones muy difíciles al imperio nazi cuando la Unión Soviética y los Estados Unidos miraban para otro lado: Stalin pactaba con Hitler y la Casa Blanca estaba secuestrada por el «que no nos importa lo que pasa en Europa». Resumiendo: en los cuarenta el imperio británico se derrumbaba, perdía sus colonias y la guerra mundial la había destrozado, pero su orgullo seguía intacto. Hace solo unos años terminó de pagar la deuda que tenía con los EE UU.
Cuando hay tormentas en el Canal algún medio inglés dice «el Continente está incomunicado». En 1973 se incorporó a la Comunidad Económica Europea (CEE) y en un referéndum que se convocó en 1975 el 67% de los electores votó a favor de incorporarse a la CEE. El veto francés en 1963 y 1967 lo había impedido. Charles de Gaulle opinaba que el Reino Unido era un caballo de Troya debido a la influencia sobre él que ejercían los Estados Unidos. De Gaulle hablaba de una Europa hasta los Urales, que no dejó de ser simplemente una ilusión.
Margaret Thatcher fue feroz, Bruselas temblaba cuando la Dama de Hierro aparecía y consiguió la llamada «devolución» en beneficio de los británicos, el reembolso que recibe el Reino Unido como parte de su contribución a las finanzas europeas y destinado a compensar su menor uso de las ayudas agrícolas.
Londres amenaza con dar el portazo pero podría perjudicarle económicamente, líder en el mundo de las finanzas, no está en condiciones de alejarse del continente. Unos 600.000 británicos residen en España, por ejemplo, y unos 200.000 españoles en las islas. David Cameron en Bruselas dice si «el Reino Unido obtiene lo que necesita...». El primer ministro británico está presionado por los sectores más nacionalistas, extremistas, que usan el tema de los refugiados como una amenaza. Reino Unido hace tiempo que es un estado mestizo, en todos los continentes se habla inglés, es la lengua materna, no puede ser de otra manera, fruto de su presencia colonial. Cada país tiene que recoger lo que sembró. Su poderío se sustentó en su presencia imperialista, su propósito no era llevar la civilización precisamente...
Convendría que el Reino Unido siga siendo miembro de la Unión Europea pero no a cambio de gozar privilegios en relación a los otros miembros. Es inaceptable que se permita suprimir derechos humanos fundamentales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine