Opinión

El chantaje económico, los oportunistas y la estupidez

21.02.2016 | 06:01
El chantaje económico, los oportunistas y la estupidez

En Europa estamos asistiendo a un episodio que en el futuro pagaremos caro, como es el negociar con el chantajista primer ministro ingles, el Sr. Cameron, la «rebaja» de las normas que nos hemos dado en Europa y que afectan a los derechos de los ciudadanos de la misma, para disfrutar de su compañía. Los oportunistas siempre buscan los momentos de debilidad de los demás para conseguir sus fines. En eso hay que reconocerles habilidad. La crisis económica y las disparatadas medidas propuestas por la Alemania más nacionalista pusieron en entredicho la capacidad de la UE y UME para hacer frente a dicha crisis de forma solidaria. Pero la respuesta hubiera debido ser el plantear alternativas sólidas económicamente por parte de un grupo de países (Francia, Italia, España, Portugal, Grecia e Irlanda) que en su conjunto representan mas del 50% del PIB y población de ambas áreas. No se hizo y la UE demostró una extraordinaria debilidad al no dar una respuesta conjunta a una crisis importada de Estados Unidos. Esto ha llevado a que exista una sensación de que al menor problema peligra la supervivencia de la misma. Y en el caso británico, y una vez abierta la puerta a la excepcionalidad con el increíble argumento de «o me dais lo que deseo a me voy» (otro valentón), Europa se puede deshilachar por la imitación de este ejemplo por otros. En algún momento se deberá mostrar firmeza, si de verdad se cree en este proyecto europeo, y desmontar esas amenazas. Porque Cameron lo que menos querría es que se le dijera no. Veamos sus costes. El Reino Unido fuera de la UE perdería infinitamente más que la propia UE, si no se hubiera debilitado antes. La City (el verdadero motor de la economía inglesa, con la aportación del 15% del PIB del RU) dejaría de ser un centro financiero de primera magnitud y se le podría aplicar leyes de países y zonas no comunitarias, regulando e impidiendo en Europa las transacciones financieras que tanto han desarrollado. La libra se depreciaría poniendo en peligro la sostenibilidad de la abultada deuda y déficit británico. Probablemente Escocia se separaría para seguir en la UE y se integraría en la UME (ganó el si a la unión con Inglaterra por 51% a 49% tras la amenaza de que Escocia quedaría fuera si se separaba). El Reino Unido sería irrelevante internacionalmente excepto como colonia de EEUU. Todo esto Camerón lo sabe, pero al prometer un referéndum en su país para chantajear a la UE se pilló las manos y ha estado suplicando una salida. Algo parecido hizo Grecia, pero aquí la UE se mantuvo firme y después del referéndum, los griegos se encontraron con que la salida de la UME no se la podían permitir. A estos si se les dio una respuesta contundente.

Este país tiene sus propios chantajistas que también, aprovechando la crisis, han puesto sobre la mesa la secesión de Cataluña. Los partidos nacionalistas son tan reaccionarios aquí como en otras zonas. La Liga del Norte de Italia es prácticamente lo mismo que Ezquerra Republicana y ahora ese nuevo invento de DyL de la antigua CDC, con su famoso lema de «Roma ladrona» copiado por el de «España nos roba», y desprecio a la Italia –España– del sur. Sus mensajes de que se expolia Cataluña por parte de España, junto con las verdades a medias que sus demagogos economistas les cuentan (tendrían mas de 16000 millones al año si se separarán, no saldrían de la UE ni UME porque ya están, tendrían pasaporte comunitario, no habría deslocalización de empresas etc), han creado un sentimiento anti español a parte importante de su población que ahora es muy difícil de contrarrestar. En definitiva se les ha «manipulado» diciendo que en la separación todo serían ventajas sin ningún coste. Desde luego habría sido necesaria una respuesta contundente desde el Gobierno y la oposición «constitucionalista» (aquella que cree que la soberanía está en el pueblo español y no es divisible por razas, lenguas o identidades varias) para mostrar a los ciudadanos de esa comunidad que ese proceso puede tener enormes costes para ellos en términos de su bienestar y que lo de la separación amistosa y sin costes es otra mentira mas que les han colocado. Pero la crisis y ese espíritu de guerra civilista que se practica entre PP y PSOE, espoleados por escritores, intelectuales y tertulianos de escaso cerebro y razonamiento pero mucha mala leche y rabia, han mostrado una debilidad extraordinariamente explotable. Parafraseando una famosa novela «es la hora estelar de los sinvergüenzas».

En realidad este comportamiento «Macro» no es extraño porque lo hemos observado en otros niveles más «Micro». Pondré dos ejemplos de actitudes que la sociedad ha admitido sin reaccionar de ninguna forma dejando a los autores sin «castigo», al contrario a veces se les ha «premiado». Este nivel afecta a la sociedad alicantina (si es que eso existe).

El primero es el de la CAM. No voy a entrar en los problemas de la misma en medio de una profunda crisis bancaria en la economía mundial, porque este tema está «sub-judice». Pero si me interesa recordar el comportamiento de un personaje que hoy creyendo olvidada su extraordinaria incompetencia como Gobernador del Banco de España entonces, se dedica dar consejos escribiendo panfletos para auto reivindicarse. El Sr Fernández-Ordoñez siendo Gobernador del Banco de España, institución que entre otras funciones debe velar por la estabilidad y sosiego del sistema monetario en España, se permitió declarar que la cuarta caja de ahorros era «lo peor de lo peor y que valía cero». Si hubiera tenido dignidad debería haber dimitido al minuto siguiente puesto que había contribuido exactamente a lo contrario de lo que se supone debía hacer. Dar sosiego a los mercados. Esa afirmación para luego vender la Caja (tras decir que vale cero, efectivamente tuvimos que pagar 5000 millones para que la compraran) es o la de un incompetente o la de un incontinente verbal, pero nunca la de un Gobernador de un Banco Central (que diferencia de nivel con Bernanke, Draghi, Rojo etc). Y así nos fue, tras la caída de la CAM, el resto cayó como fichas de domino demostrando que las otras estaban igual o peor. Por cierto las cajas alemanas ahí siguen porque nunca se les analizó en los famosos test de estress, y nadie sabe que tienen en sus balances.

El segundo (de eso hace tiempo pero creo demuestra esa actitud de los oportunistas para lograr sus fines aunque sea a costa del bien común), fue la escisión de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alicante. Pese a la valiente actitud del Ex Rector Andrés Pedreño (a quien se ha reconocido poco su extraordinaria etapa al frente de la UA, en mi opinión), una serie de personajes consiguieron desde esa facultad la secesión de la misma (eso si apoyados por el poder político de turno). La UA pasaba un momento delicado por la defensa de la autonomía universitaria frente a un poder político que no admitía esa independencia. Hoy seguimos viendo con asombro como la Facultad está en San Juan, pero pertenece a la Miguel Hernández que está en Elche. Intenten explicar cuáles fueron los motivos de esa escisión de un centro que estaba en la UA , San Vicente-Alicante, para llevárselo a Elche y verán que risa. Y es que a la UA se le arrebató un centro porque se admitió el absurdo derecho a decidir de ese centro frente al conjunto de la UA. Bueno algunos de los responsables tienen hasta premios de la ciudad a la que humillaron segregando un centro de su Universidad.

Cuando la sociedad empieza mirando para otro lado en estos temas y no reacciona manda una señal de debilidad que otros interpretan muy bien. Por eso no es extraño que en estos tiempos se discuta qué es España, ni que otros discutan qué es Europa, o nos preguntemos por la irrelevancia de Alicante. En otra ocasión podríamos hablar de porque estas sociedades eligen a los mas incompetentes o proclives a la corrupción como sus Gobernantes. No se entiende que tengamos que escoger a gente venida de Marte y que en el fondo no son como nosotros para estos puestos. Pero como decía ese maravilloso personaje de Billy Wilder en Irma la dulce, «esa es otra historia».

En conclusión, son tiempos tristes y de confusión, propicios para demagogos y populistas, pero hay que recordar una vez más aquello de que «de aquellos lodos llegan estos barros».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine