05 de febrero de 2016
05.02.2016
Correo urgente

La hora de DiCaprio

05.02.2016 | 04:46
La hora de DiCaprio

Leonardo DiCaprio es un actor estadounidense profesional e intuitivo, de agradable y atractivo físico, y de aspecto aniñado, entre moderno y dulce, expresivo y soñador, rebelde y tranquilo, cuya gran oportunidad le llega cuando el respetado director canadiense James Camerón le ofrece el papel de protagonista masculino en Titanic que como película se convierte en un fenómeno social y mediático, y en la que la relación sentimental de los dos principales protagonistas interpretados por unos jóvenes DiCaprio y Kate Winslet impregna de poesía, fatalidad, y romanticismo el drama del hundimiento del famoso trasatlántico.

La brillante y exitosa carrera cinematográfica de DiCaprio no se ha visto, sin embargo recompensada por esa honorífica distinción a la que mayoritariamente se atribuye el indiscutido reconocimiento de una magnífica interpretación, y supongo que haber estado nominado hasta en cuatro ocasiones a los premios de la Academia de Las Artes y Ciencias Cinematográficas, no ha menguado el imaginado afán e interés del actor por tan codiciado premio.

Y quizá el mayor obstáculo para no haber sido distinguido en la formal ceremonia ha sido la dura competencia que ha tenido que enfrentar cada vez que ha estado nominado, o que su momento no había llegado, o que a veces la vida no es justa, o que siempre hay que seguir intentándolo, e imagino que esa ilusión no alcanzada sigue presente en cada nuevo proyecto del afamado interprete y que de alguna manera guía sus decisiones al aceptar las propuestas que recibe, y pienso que tener un anhelo ayuda en el trabajo emprendido y sirve de norte en la actuación diaria. Y puedo pensar en DiCaprio emocionado por conseguir su primer Oscar, y con un deseo que seguro le ha hecho fuerte en el camino cada día, y con la esperanza que permite continuar superando adversidades hacia el objetivo deseado.

De modo que reviso los títulos de la cinematografía de quien es uno de mis actores favoritos y me alegro de haber visto prácticamente todos sus filmes y tengo el presentimiento de que la quinta nominación de DiCaprio al Oscar que llega con la película El Renacido del mejicano Alejandro González Iñárritu, en la que el actor consigue una brillante, poderosa y emotiva dramatización en un western de aventuras y de supervivencia, y en una historia de venganza y desafío, ambientada en el siglo XIX, en las profundidades de una América salvaje, brutal y deslumbrante, será el filme que pasará a su meritoria carrera como el merecedor del esperado premio.

Y así, no me pierdo el estreno este fin de semana de la película, y espero con reconocida ansiedad el instante en el que, el próximo 28 de febrero, y en la transmitida, fascinante y solemne ceremonia, suene la hora de DiCaprio y mi admirado actor obtenga la afamada estatuilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine