Tribuna

La OAMI, el DBC-KBD y Alicante

14.01.2016 | 03:58

«No damos a la OAMI la importancia que puede tener para nuestro desarrollo basado en el conocimiento, en el saber y en la inteligencia colectiva de nuestro territorio»

Cada vez utilizamos en nuestras relaciones una mayor «sopa de letras», por ello explico el significado DBC-KBD que no es más que el Desarrollo Basado en el Conocimiento, y como es un concepto internacional, KBD es lo mismo con sus iniciales en inglés, aplicado a un territorio, en nuestro caso Alicante, ciudad y provincia.

El pasado viernes, día 8 de enero 2016, existí en la OAMI al comienzo del nuevo año 2016 y la presentación de sus realizaciones 2015 y los objetivos, proyectos e intenciones para 2016 en su oficina de Alicante, con una sencilla y clara exposición por su presidente Antonio Campinos, que puso, desde sus primeras palabras, la oficina europea a disposición de la ciudad y provincia de Alicante.

La OAMI, cuya potencia internacional y dinamicidad es un magnífico instrumento que por cercano y a la vez poco utilizado, los alicantinos no le damos la importancia que puede tener para nuestro desarrollo basado en el conocimiento, en el saber y en la inteligencia colectiva de nuestro territorio; Antonio, nos ofrece a los alicantinos la oportunidad de tener aquí y ahora más de 200 personas con alto nivel internacional del conocimiento y todos juntos en equipo, con unas instalaciones únicas. Eso es la OAMI, su gente y su posible «Capital relacional», para Alicante y esa es la magnífica oferta de su presidente.

Nada más comenzar su discurso dijo una palabra clave, refiriéndose a Alicante definiendo la OAMI como: «Inteligencia puesta al servicio de los ciudadanos», este es en esencia la magnífica oportunidad que la Unión Europea a puesto a disposición de Alicante, con este instrumento público y que se encuentra en la ciudad. Tenemos ante nuestras narices otra forma de actuar en las organizaciones, sean estas públicas o privadas, basada en la productividad, la calidad en la disciplina profesional y el bien hacer, incluso el presidente de la OAMI puso a su equipo, que profesionalmente se dedica a la propiedad industrial, como ejemplo de calidad humana solidaria y orgullo de pertenencia.

Todos estos conceptos no son del viernes, para el Desarrollo Basado en el Conocimiento de Alicante; es lo que vienen diciendo muchos pensadores desde los años sesenta del siglo XX, como Peter Ferdinand Drucker que descubre a los «Trabajadores del Conocimiento».

La ciudad «sitio» de creación del Conocimiento.

Las ciudades, tanto en la antigüedad Atenas, Roma, como hoy, en la nueva «sociedad del conocimiento» que emerge, son el sitio natural donde se puede intercambiar el Conocimiento, con «la hibridación», por tanto crearlo y aplicarlo que es la innovación.

«Las ciudades tienen talento», en palabras de Richard Florida, «porque atraen personas con talento», si bien sin caer en su elitista torre de marfil. Es cierto que debemos, entre todos, potenciar la ciudad hasta convertirla en un «pequeño mundo» que predisponga un diálogo constante pacífico y creativo. La ciudad, el territorio, como arquitectura en movimiento.

¿Qué es una «Knowledge City»? Leif Edvinsson la define como el sitio «donde se desarrolla y nutre el Conocimiento». Pero necesitamos el espacio, «el dónde» que es el escenario, donde discurre la acción, es una «Knowledge Innovation Zone» (KIZ), dice Debra Amidon (fundadora de Entovation): «La ciudad como sitio geográfico, en donde el Conocimiento fluye desde el origen, hasta el punto de mayor necesidad o bien oportunidad, para un desarrollo socio-político creador de bienestar».

La ciudad es un espacio-foro donde se puede crear Conocimiento. En una economía, que debemos hoy basar en la innovación, debemos usar este espacio para inspirar la creatividad. Las estructuras creativas necesitan, desean este espacio de creatividad y debemos entre todos crear el «caldo de cultivo», «la atmósfera capaz de inducir a la creatividad y a la conexión entre personas, de valores nuevos, creación, tolerancia al sinsentido, caos, romper barreras, open-mind» (Liber, 2001).

La ciudad como «ba». Este innovador «caldo de cultivo» tienen que contar con una visión estratégica. Usando la terminología de Ikujiro Nonaka, «a innovation engine is a "ba"». El concepto de «ba» fue propuesto originalmente por el filósofo japonés Kitaro Nishida (1970), Nonaka adapta este concepto para su modelo de creación del Conocimiento, el cual consiste en cuatro fases de: «Socialización, externalización, combinación, interiorización», (Nonaka, 1998).

Además, no debemos olvidar que desde 2008 más del 50% de la humanidad por primera vez en la Historia, habita en ciudades y se espera que en 2050 sea el 75% de la población del globo la que vivirá en ciudades. Todo cambia ahora con y como las TIC rápido, con una pulsación. ¿Cómo? Seguro que la OAMI es un buen catalizador del conocimiento para Alicante, así lo dijo el día 8 de enero su presidente, con visión de cooperación y algo de altruismo que, al finalizar, manifestó ser un alicantino de Lisboa.

Muchas gracias por tu magnífica actitud de servicio, que muchas personas aquí valoramos. Sabes que se te quiere gratis, querido Antonio, te lo dice un alicantino de Donostia.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig i Ferrer, un alicantino de Castelló, supongo, cerró el acto y en su discurso señaló: «Hay que cooperar con la OAMI». Pues eso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine