14 de enero de 2016
14.01.2016

Con el crío a cuestas

14.01.2016 | 09:34
Con el crío a cuestas

Veía ayer a la número tres de Podemos, Carolina Bescansa, en la sesión constitutiva del Congreso, con su bebé en brazos o dándole de mamar, ante las miradas complacientes de sus señorías por semejante muestra de conciliación. Soy de las afortunadas que he podido llevarme a alguno de los críos al trabajo un rato si no había cole, la cuidadora libraba y las abuelitas no andaban disponibles. Puntualmente te encuentras en el periódico con algún chavalín dibujando en una esquina de la mesa del papá o de la mamá, para no tener que dejarlo solo en casa atado a la pata de la cama. Se agradece tener esta posibilidad y queda muy bien en las fotos como declaración de intenciones, pero evidentemente, llevarte al crío al Congreso o al periódico, no es la solución a la conciliación, además de que en la mayoría de trabajos el jefe se quedaría con los ojos como platos „eso si no te pone de patitas en la calle„ si te ve aparecer con el bebé en el carrito. ¿Alguien se imagina a un albañil, a un profesor o a una juez en la obra, en el aula o en una sala de vistas con su hijo al lado? Estos temas hay que tomarlos más en serio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine