Los socialistas, al servicio de la ciudad

06.01.2016 | 04:14
Los socialistas, al servicio de la ciudad

Hoy los socialistas de Elche celebramos los 125 años de la fundación de nuestra Agrupación Local. Se trata, sin duda, de una efeméride excepcional que tuvo su origen en uno de los momentos históricos más convulsos de nuestra reciente historia, y que daba respuesta a las inquietudes sociales y laborales que recorrían buena parte del país. Hoy, transcurridos estos ciento veinticinco años de existencia, cabe manifestar que se ha producido una considerable aportación del socialismo a la transformación y modernización de la sociedad ilicitana.
La ciudad de Elche llega a las postrimerías del siglo XIX siendo un núcleo urbano de poco más de catorce mil habitantes, a los que habría que añadir un porcentaje algo inferior de habitantes que se repartían por las distintas partidas rurales del municipio. La agricultura era el principal medio de vida para la gran mayoría, junto con pequeños negocios artesanales que tenían que ver con la fabricación de hilo, jabón o algodón. Para la mayor parte de ilicitanos la vida cotidiana era dura y difícil, ya que generalmente muchos podían traer a casa un jornal, que sólo les aseguraba poco más que el hambre. La ingente precariedad llevó a nuestros antepasados a buscar otros medios de subsistencia con los que ganarse la vida. De este modo comienzan a surgir en la ciudad pequeñas fábricas de alpargatas que poco a poco empiezan a atraer a un número creciente de obreros, cerca de cuatro mil a finales de siglo XIX, que progresivamente conformarán un nuevo grupo social: el proletariado.
Estas son las coordenadas históricas, expuestas de una forma sucinta, que explican la aparición y consolidación de las ideas socialistas en Elche, donde encuentran un gran respaldo debido al gran número de obreros que existe en la ciudad. Por aquellos años ya son varios los grupos de trabajadores, que buscando defender sus intereses y derechos, comienzan a asociarse. Destaca, por encima de todos, el Círculo Obrero Ilicitano. A la luz de estos movimientos nacen los primeros simpatizantes socialistas que ya se dejan ver en la manifestación del Primero de Mayo de 1890. Unos meses más tarde, fruto fundamentalmente de la visita de Pablo Iglesias a Elche, nace la Agrupación Socialista Ilicitana un día de Reyes de 1891.
Fue en el emblemático Molí del Real, casa de Pascual Román, en la que se constituyó el partido. En el acta de constitución figuraron los siguientes nombres: Juan Bautista Sala Maciá, como presidente, Francisco Miñana, Pascual Román, Francisco Agulló, Francisco Sala, Salvador Verdú, José Botella, Francisco Porcel, Francisco Orts, Jaime Quiles, Francisco Torres, José Campos, Esteban Martínez, Juan Martínez, Francisco Torres Ceva, Antonio Vicente, Francisco González, José Campello, José Soler, Francisco Ceva, Pedro Sempere, Diego Esclapez y José Maciá.
La acción política de aquellos socialistas durante los últimos años del siglo XIX fue intensa. Así, sabemos de la visita a la ciudad nuevamente de Pablo Iglesias y de la celebración de numerosos mítines. Desde esos primeros momentos los objetivos a conseguir quedaron absolutamente claros: la lucha por los derechos de los trabajadores, por la educación de la clase obrera y su acceso a la cultura, así como la búsqueda del progreso a través de la justicia social.
Fueron años en los que el socialismo se fue afianzando poco a poco en la vida de la ciudad, sin demasiados aspavientos, pero convenciendo cada vez a más ilicitanos de la necesidad de apostar por una transformación de la sociedad en la que vivían. De esta forma, llegaron los primeros años del siglo XX, entre pequeñas crisis internas y continuas huelgas que revelaban la complejidad de este periodo histórico. En aquel momento, emergieron grandes figuras como José Vives o Verdes Montenegro, que tomaron las riendas de un partido que tuvo que sortear varios hitos como la Guerra de Cuba, la Guerra de Marruecos, la Revolución Bolchevique, la Dictadura de Primo de Rivera o el advenimiento de la Segunda República Española.
La cada vez mayor implantación del Partido Socialista en Elche, en sintonía y cooperación política con los republicanos, supuso que tras las elecciones de abril de 1931 Pascual Román Antón, uno de los fundadores del partido, fuera nombrado primer alcalde socialista de la ciudad. Apenas tres meses después fue sustituido como alcalde por otro de los referentes del socialismo ilicitano de aquel momento: Manuel Rodríguez Martínez. Quien conoce bien aquellos años, sabe que fueron tiempos difíciles llenos de claroscuros que tuvieron como trágico desenlace la Guerra Civil española. Durante aquel periodo, la ciudad tuvo dos alcaldes más pertenecientes al Partido Socialista: Juan Hernández Rizo y Francisco García Alberola. Éste último, alpargatero de profesión, desempeñó el cargo hasta la disolución del Ayuntamiento en marzo de 1939, partiendo hacia el exilio en el Stanbrook meses después y falleciendo en Orán.
Tras el ominoso paréntesis que supuso la dictadura franquista en este país, el socialismo, que había conseguido sobrevivir de forma clandestina arraigado con fuerza en muchos de aquellos obreros ilicitanos, volvió a resurgir con las elecciones municipales de 1979 en las que Ramón Pastor fue elegido alcalde de la ciudad. Desde entonces, el Partido Socialista en Elche ha venido trabajando para que, de acuerdo a los nuevos tiempos, la ciudad pudiera transformarse en un espacio de progreso y de bienestar. El intenso trabajo desarrollado por todos sus militantes y simpatizantes a los largo de estos últimos años ha llevado a que hayamos gozado de la confianza de los ilicitanos, convirtiéndose en alcaldes socialistas Manuel Rodríguez, Diego Maciá y Alejandro Soler. Todos ellos junto con sus equipos, desde el primero, Pascual Román, hasta el último, quien escribe estas líneas, hemos tratado de poner nuestro trabajo al servicio del progreso de la ciudad.
En la actualidad, 125 años después, en esencia somos lo que fuimos, un partido que lucha para transformar la sociedad, una organización política progresista, al servicio de la ciudadanía, abierta a la participación de los hombres y mujeres que expresan sus ideas, sus preocupaciones y que buscan soluciones y respuestas para los problemas que les afectan. Somos un partido transparente, abierto a los cambios y a la innovación. Un partido que hace política en la calle, desde la proximidad a los ciudadanos, con sensibilidad a sus problemas, expectativas y deseos. Somos un partido cuya razón de ser, en síntesis, es contribuir a alcanzar una sociedad mejor, un Elche mejor. Somos un partido que hoy, desde un gobierno municipal plural, trabajamos cada día con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el bienestar de aquellos que más han padecido las consecuencias de la crisis y los recortes. Volcados en contribuir a la recuperación económica, a la creación de empleo y en corregir la profunda huella que la crisis ha dejado en la ciudad.
Y nuestro gran reto para el futuro, es seguir siendo un partido útil para la sociedad ilicitana, un partido vivo, dinámico, permeable, cercano a los ciudadanos y comprometido con las aspiraciones de la mayoría social de nuestra ciudad; el reto de ser un referente nítido de las ideas de libertad, progreso, solidaridad, justicia social y bienestar en Elche.
A ello nos comprometemos solemnemente hoy, cuando celebramos este 125 aniversario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine