28 de diciembre de 2015
28.12.2015
Crónicas del limbo

Idus de marzo

28.12.2015 | 03:39
Idus de marzo

Tomando como principal referencia el eje izquierda–derecha, los dos bloques tienen serios problemas para alzarse con el santo y la peana.

A estas alturas, se hace evidente que la Presidencia del Gobierno no está al alcance de Mariano Rajoy, dado que una abstención del PSOE en la votación de investidura es altamente improbable, pese a las fuertes presiones en este sentido de que es objeto Pedro Sánchez. Y si bien Rajoy recibirá el encargo del Rey de formar Gobierno –lo antes posible, ojalá, para evitar aplazamientos innecesarios– todo apunta, tanto si se produce la repetición de las elecciones como si se configurara una mayoría alternativa, a que el PP tendrá que plantearse el relevo del hasta ahora Presidente.

Por la izquierda las cosas no pintan mejor. Lo que podría ser un pacto PSOE-PODEMOS, el preferido por un sector importante de la población, puede quedar en agua de borrajas debido a la intransigencia del Sr. Iglesias, que pone condiciones de imposible cumplimiento. Las condiciones son de dos clases.

La primera, e inmediata, que el Sr. Iglesias pone como condición para un pacto con Pedro Sánchez, es que los socialistas pasen por las Horcas Caudinas del «derecho a decidir mediante Referéndum en Cataluña» –un derecho inexistente, pura antesala de la autodeterminación– con la aviesa intención de trasladar a los socialistas el peaje que los podemitas han tenido que pagar para engrosar sus votos en Barcelona. Es evidente que, a partir de aquí, Iglesias no desea pacto alguno, como por otro lado revela la estrafalaria y antidemocrática «sugerencia» de salir del paso nombrando a una «persona de prestigio» para presidir el Gobierno, una propuesta de corte caudillista, o mejor, la del títere que ayudaría a llevar al país a la total confusión.

El segundo paquete de condiciones, más estratégico, por parte del Sr. Iglesias, apunta a la modificación de la estructura del Estado, cuyo desglose es el siguiente: 1) Blindar los derechos sociales en la Constitución: una propuesta nada original; los socialistas lo vienen proponiendo tiempo atrás, con el añadido –que es lo importante– de la rectificación de la reforma del art. 131 de la Constitución. La cuestión, como siempre, es de concreción. 2) La nebulosa propuesta de garantizar una Justicia independiente, algo loable, puesto que la Justicia, tal como está actualmente, arrastra problemas de diseño; pero, como en el caso anterior, habría que concretar mucho más. 3) Terminar con las «puertas giratorias», otra loable aportación que, sin embargo, no precisaría de una reforma constitucional, sino que sería suficiente una ley clara al respecto. 4) Establecer el «revocatorio», es decir, la posibilidad constitucional de someter a censura refrendaria al Presidente del Gobierno a mitad de la legislatura. Tal propuesta, que merece más de un breve comentario, supondría, en lo esencial, traer a España mecanismos propios de regímenes personalistas y presidencialistas como el bolivariano e introducirlos en un sistema constitucional como el español, que es parlamentario. Son dos sistemas incompatibles; si lo que pretenden los podemitas es ir a un régimen presidencialista de este tipo, es mejor que lo digan abiertamente y no utilicen subterfugios. 5) Asumir la «plurinacionalidad» de España, aunque tampoco se concreta su plasmación en sede constitucional.

Por lo dicho, el partido emergente de la izquierda no siente la necesidad de pactar, de consensuar, de avanzar en eso, que tanto se aprecia, de inaugurar una cultura del diálogo. Prefiere encomendarse a los Idus de Marzo. Los Idus del 15 de Marzo, con los que los romanos empezaban a contar el año nuevo, fue el escenario de la tragedia de César, símbolo de malos augurios. No tiene por qué ser así. Si se confirma el bloqueo al que España está abocada, por la aritmética electoral y por la repulsa de los partidos al pacto, la única alternativa es que la ciudadanía se pronuncie y que cada palo aguante su vela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine