El asombro de la primera vez

28.12.2015 | 03:39
El asombro de la primera vez

En 2015, Cartelera Turia premia a «5 days to dance», codirigida por Pepe Andreu; 2013, FantaElx honra al maestro Colin Arthur; 2011, se repite el éxito del cine mudo en el Odeón con acompañamiento musical en directo; 2009, el Festival de Sundance reconoce el costumbrismo fantástico de Chema García Ibarra en «El ataque de los robots de Nebulosa-5»; 2007, Fernán-Gómez recibe uno de sus últimos homenajes en el Festival Internacional de Cine Independiente; 2006, se derriba el cine Paz para dejar un vacío imposible de llenar; 2005, los Odeón se erigen en los transmisores de una peculiar forma de ocio gracias a su adquisición municipal; 2004, cierre de la sala Altamira, la última gran pantalla de la ciudad; 2000, Molina Foix convierte la ciudad en un gran escenario para «Sagitario».

1991, Almodóvar encuentra en el huerto del Travalón Baix una isla desde la que empezaremos a oír sus «Tacones lejanos»; 1989, decadencia de la sala X ante el avance de los sistemas de reproducción domésticos; 1988, el equipo móvil de la CAM sigue llevando el cine hasta las escuelas; 1987, se popularizan las matinales de cine infantil y juvenil en el Gran Teatro; 1985, creación de una sede de la Filmoteca Valenciana, una oportunidad de situar Elche en el mapa cultural de la Comunitat; 1983, Jesús Franco aprovecha los paisajes del municipio para algunas de sus historias exóticas; 1981, la Mostra de Super-8 recoge el espíritu amateur que ha acabado por adueñarse de muchos aficionados ilicitanos.

1979, el Misteri d'Elx sorprende en el Capitolio a través de las imágenes de Gudie Lawaetz; 1978, en agosto el Hort de Xocolater se convierte en un cine; 1975, Dalí confiesa en su película «Impressions de la Haute Mongolie» su deuda con la Festa d'Elx; 1973, Chabrol abre las sesiones del Cineclub Luis Buñuel en la Peña Madridista; 1971, Jean Seberg deslumbra a la prensa local en el hotel de los Arenales del Sol durante el rodaje de «Kill!»; 1970, el Arte y Ensayo desembarca en el cine Avenida; 1969, I Semana de Orientación Cinematográfica de la Caja de Ahorros del Sureste de España; 1968, mientras suena la música del Misteri d'Elx en los títulos de «Peppermint Frappé», Truffaut y Godard impiden la proyección de la película en Cannes por solidaridad con los huelguistas; 1960, el crecimiento del barrio de Carrús alienta a nuevos empresarios (Palafox, España, Gayarre).

1959, ante el asombro de muchos niños, el equipo de King Vidor rueda para «Salomón y la reina de Saba» algunas escenas de los trabajos propios en los huertos de palmeras, cerca de una Jerusalén ficticia; 1958, Berlanga utiliza las imágenes de unos apóstoles acompañando por la Corredora el entierro de la Mare de Déu para desenmascarar al falso santo de «Los jueves milagro»; 1957, se constituye el Cineclub Ilicitano para satisfacer al espectador que busca algo más en la pantalla; 1952, la existencia de 10 salones permite disfrutar el cine también en el Camp d'Elx; 1950, el cine que inaugura tímidamente el Alcázar acabará por desterrar el teatro y las varietés; el 1949, Tom y Jerry estrenan la pantalla del Capitolio previamente al concierto de Cubiles en el escenario; 1940, el Kursaal se convierte en el Gran Teatro y, paradójicamente, cede protagonismo al gran cine.

1932, la grada veraniega del Ideal Cinema, desde la que se tiene una preciosa vista del Elche antiguo, se cubre; 1931, el Coliseum recibe la última película española del período silente «El héroe de Cascorro», que consiguió, para su rodaje, ambientar un paisaje cubano frente al Huerto del Cura; 1930, la temporada del Kursaal comienza sonoramente, se proyecta «El loco cantor», la primera película hablada; 1929, Maximiliano Thous rueda algunos pasajes de la Festa d'Elx en febrero para un documental que debía presentar en la Exposición Iberoamericana de Sevilla y que hoy está perdido.

1915, el Salón Moderno se anticipa a los tiempos y ofrece a los incipientes espectadores un cine de verano junto al Pont Nou; 1911, el pabellón El Palacio del Sol convierte la actividad de feria en una distracción permanente; 1907, el cinematógrafo de Salvador Picó se instala en el Teatro Llorente; 1906, el Circo-Teatro empieza a hacerle la competencia a los pabellones con una programación continuada todo el año; 1901, Gimeno conquista a la burguesía ilicitana con un invento que llevaba 5 años revolucionando Europa.

En 1895, el cinematógrafo escapó de la experimentación científica en el lugar en que la vida se había convertido en arte, París. Los Lumière se adelantaban a Edison y comenzaba una carrera que, aun hoy, con otras reglas, sigue adelante. ¿Cuál fue el camino hasta Elche? No parece probable que el cine tardara tanto en llegar a la ciudad, en una aventura que hace, del asombro de su presentación aquí, todo un misterio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine