23 de diciembre de 2015
23.12.2015
El crisol

Ahora hay que pactar

23.12.2015 | 03:57
Ahora hay que pactar

Finiquitado el bipartidismo en España da como resultado el que a partir de ahora hay que recurrir a los pactos para que cualquier formación política pueda obtener la mayoría suficiente para poder acceder a gobernar.


Los resultados del 20D han sido determinantes y la verdad sea dicha no han dejado un panorama muy ilusionante ni para PP ni para el PSOE, sobre todo para los populares que han sido los más votados. Es evidente que a la hora de pactar con otras fuerzas políticas Rajoy lo va a tener muy complicado, las posibilidades de llegar a un entendimiento son tan variopintas como complicadas. Para que el partido de la derecha consiga esa mayoría de 176 escaños que se precisan para poder gobernar se vería obligado, necesariamente, a pactar con Ciudadanos que ha obtenido 40 escaños que añadidos a los 122 que ha conseguido el PP sumarían 162 diputados con lo cual le faltarían 14 para conseguir la mayoría absoluta. La cosa la tiene mal, muy mal, pues esos 14 tendría que conseguirlos con el aporte de los partidos de la derecha separatista, vascos, PNV, con seis, y catalanes, Democracia y Libertad, antigua CiU, con ocho. De antemano dejo fuera a ERC con nueve diputados porque para llegar a un acuerdo PP-ERC habría que rizar el rizo, vamos digo yo, que cosas más rara se han visto y veremos, en política. No olvidemos aquellas palabras de Aznar cuando, forzado por Pujol, se vio obligado a declarar públicamente que él hablaba catalán en la intimidad. A todo esto hay que tener presente la negativa de Ciudadanos a pactar con quien tenga alguna relación con los separatistas y si a esto le añadimos el hecho de que se repita la imposición, la exigencia, del partido de Albert Rivera a Susana Díaz, cuando para prestarle su apoyo puso como condición inexcusable la dimisión de Chaves y Griñán por su responsabilidad política en el caso de los ERE de Andalucía, no sería nada extraño que exigiera al PP lo mismo centrando el caso en Rajoy y Esperanza Aguirre, por su responsabilidad política en el caso Bárcenas, Gürtel, Púnica y otros, donde esa responsabilidad está más que probada. No obstante, puede que Ciudadanos no plantee a los populares tal exigencia ya que no lo hizo, como lo hizo en Andalucía, para dar su apoyo a Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid donde la corrupción en las filas del PP es más que notoria, pero por lo visto los caminos por lo que discurre Ciudadanos son como los del Señor son infinitos e inescrutables. No obstante, la ingenuidad nos puede llevar a pensar que Albert Rivera exija dimisiones al Partido Popular para darle su apoyo, aunque lo dudo y mucho. Repito que ya pudo hacerlo en Madrid y no lo hizo. La cosa está complicada, ahora sí se puede decir no que han ganado todos, como se solía argumentar, cuando por el contrario han perdido todos. El pluripartidismo ha vencido al bipartidismo. Que sea para bien. Es de esperar que esto sirva para que España se ajuste más a la realidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine