18 de diciembre de 2015
18.12.2015
Opinión

Mis preguntas a Mariano Rajoy

18.12.2015 | 08:52
Mis preguntas a Mariano Rajoy

La entradilla leída por Bertín Osborne en el programa que presenta el día que contó con el actual presidente del Gobierno como invitado quedará en los anales de la historia televisiva como ejemplo de parcialidad y pleitesía. Mariano Rajoy, que según el periodista Ramón Amón dio una imagen de prejubilado melancólico, nunca había recibido tantos parabienes ni una descripción con tantos halagos ni siquiera en el Partido Popular. La charla con Osborne puso de manifiesto, una vez más, la alergia que ha tenido Rajoy durante su mandato a dar la cara ante la opinión pública. Sólo cuando el Partido Popular se ha visto contra las cuerdas ha sacado a su candidato a la presidencia del Gobierno del plasma en que llevaba escondido desde que estalló el caso Bárcenas.

En el debate del pasado lunes que le enfrentó con Pedro Sánchez, Rajoy evidenció su falta de costumbre a debatir en televisión, donde cualquier defecto o desliz se amplifica por el efecto de los primeros planos de las cámaras. Se ha dicho que Sánchez acorraló a Rajoy, un presidente que evidenció cada envite recibido aumentando el número de tics en su cara y el movimiento de su pierna debajo de la mesa cada minuto que pasaba del debate, hasta que Pedro Sánchez le llamó indecente. Dice el diccionario de la RAE que indecente es una persona deshonesta que practica actos vergonzosos. No sabemos si se puede calificar así a alguien que envía mensajes de ánimo a un presunto delincuente que llegó a tener 50 millones de euros en bancos suizos, pero desde luego no debía haber provocado una respuesta tan virulenta de Rajoy que llegó a calificar a Sánchez de ruin, mezquino y miserable.

Lo que Rajoy vio ruin y miserable no fue que Sánchez le llamara indecente sino, en realidad, que se atreviera a sacar el tema de la corrupción en el único debate que se dignó a realizar. El mismo Rajoy que durante su oposición al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero dio rienda suelta a la descalificación se alborota ahora cuando se le llama indecente. Así, en la anterior legislatura, Rajoy llamó a Zapatero cobarde sin límites, insensato, acomplejado, grotesco, lamentable, bobo solemne o chisgarabís entre otras lindezas. También acusó a Zapatero de traicionar a los muertos y hablar en batasuno por una supuesta negociación con ETA que nunca se llevó a cabo. Estos y otros insultos los dijo Rajoy y los españoles tuvimos que tomarlo por algo normal porque eran dichos contra Zapatero, que por aquel entonces representaba lo peor de la historia del socialismo como lo es ahora Pedro Sánchez en opinión del Partido Popular.

Como Mariano Rajoy rechazó todas las peticiones de comparecencias en las Cortes (salvo en dos ocasiones) pocas veces hemos podido conocer los españoles su ideario político. Se ha sometido a pocas entrevistas en los últimos años y cuando las ha hecho han sido en formatos muy concretos: espacios de variedades, programas de radio deportivos y entrevistas en medios afines. Vamos a hacerle hoy, por tanto, desde estas páginas, algunas de las preguntas que nos hubiera gustado hacerle en los últimos meses.

Cuando el Partido Popular llegó al poder dejó sin efecto la Ley de Memoria Histórica gracias a la cual, entre otras cosas, se conceden ayudas a personas que, sabiendo donde se encuentran enterrados sus familiares fusilados durante la Guerra Civil española y la postguerra, pretenden desenterrarlos de la cuneta donde se encuentran para darles un entierro digno. ¿Cree usted, señor Rajoy, que estas personas buscan con ello algún tipo de venganza o revanchismo como han dicho compañeros de su partido?¿Cree usted que estaba en lo cierto Rafael Hernando cuando dijo que los familiares de los desaparecidos durante el franquismo sólo buscan el dinero de la subvención?

Cuatro años después de la claudicación de ETA la Audiencia Nacional continua investigando sobre atentados sin esclarecer y enjuiciando a antiguos miembros de la banda terrorista. Además, los presos por delitos de terrorismo siguen en la cárcel y se aplica la dispersión carcelaria. ¿Todavía cree que el fin de ETA supuso la claudicación del Gobierno de Zapatero?¿Volvería a acusar al expresidente socialista de haber «traicionado a los muertos» cuando se consiguió el fin de ETA?

En orden económico, ¿qué importancia otorga a la masiva emigración de jóvenes españoles que se ha producido en España desde el año 2008 en orden a la bajada del número de parados inscritos en las oficinas de desempleo? ¿Cree que la bajada del precio de petróleo y la decisión de Mario Draghi de comprar deuda pública española están detrás de parte de la mejora de la cifras macroeconómicas españolas?

Habla usted mucho, señor Rajoy, de la herencia recibida. En concreto del déficit que heredaron. Teniendo en cuenta que la razón principal de la subida del déficit del Estado se produjo en las CC AA y que ustedes han gobernado en casi todas ellas durante 20 años, ¿cree que tiene el PP algún tipo de responsabilidad en esa herencia recibida de la que tanto hablan?

Durante la dictadura franquista, ¿acudía a las manifestaciones contra el régimen dictatorial?¿Qué hizo usted para conseguir que llegara la democracia a España?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine