26 de noviembre de 2015
26.11.2015
Visiones

Zona franca, el proyecto que nos une

26.11.2015 | 08:42

La propuesta de Ineca para que la zona franca comparta su emplazamiento entre el puerto de Alicante y el parque empresarial de Elche me parece una excelente idea que servirá para incrementar las sinergias entre las dos ciudades

La historia de Alicante está unida, desde siempre, a la ilusión de una sociedad por superarse a sí misma, a la detección de oportunidades y la adaptación a los cambios que cada etapa demanda. En definitiva, nuestra tierra es fértil en proyectos de futuro que la han convertido, hoy por hoy, en una de las más importantes de nuestro país. Ante la etapa que ahora comienza, construyamos, creemos y hablemos en positivo sobre el futuro de nuestra provincia.

Por eso es tan importante que nos pongamos todos de acuerdo, administraciones públicas y sociedad civil, para la puesta en marcha de una iniciativa que servirá para reactivar la actividad económica de toda nuestra provincia. Apostemos por la creación de una zona franca en el Puerto de Alicante. Y apostemos por ello, porque es, sencillamente, el proyecto de mayor envergadura para llevar a cabo en esta legislatura y puede ser un motor de empleo fundamental para nuestra provincia. Ahora que todos los indicadores comienzan a dar señales claramente en positivo sobre nuestra economía, es el momento de sumar y la zona franca es el proyecto que nos une.

El objetivo de este espacio libre de impuestos no es otro que fomentar que las empresas cuenten con todas las ventajas fiscales para desarrollar su actividad y para crear empleo. Y disponemos ya de estudios que dan fe de la conveniencia de apostar por esta zona franca, como es el presentado por el Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (Ineca), que prevé que esta área empresarial podría crear cerca de 15.000 empleos con una facturación directa superior a los 1.200 millones de euros anuales. Según este informe, en los primeros diez años se crearían 84.373 empleos, entre directos e indirectos. Son cifras a tener muy cuenta por quienes queremos el progreso y el desarrollo de nuestra tierra.

Creo en este proyecto con total firmeza. Tanto es así que lo llevé en mi programa electoral en las pasadas elecciones municipales, pero este proyecto ya no es el de Asunción Sánchez Zaplana, ni tan siquiera es de la Diputación Provincial de Alicante. Es una iniciativa que precisa del consenso de todos los alicantinos, sociedad civil, empresarios y administraciones públicas, conscientes de la necesidad de contar con un área portuaria libre de impuestos que sirva de impulso económico para la implantación de nuevas industrias tecnológicas y para aumentar las exportaciones en nuestra provincia. Como ya he dicho anteriormente, la zona franca es el proyecto que nos une para impulsar nuestro modelo productivo y para incrementar unas inversiones que tendrán como consecuencia directa la creación de puestos de trabajo.

Sólo hay cinco espacios libres de impuestos de estas características en España –en Cádiz, Barcelona, Vigo, Canarias y Sevilla–, lo que nos sitúa con una ventaja competitiva imbatible para abrir las puertas de Alicante a los mercados en todo el mundo, y no me cabe la menor duda de que por su impacto económico el éxito de la zona franca pasa por el apoyo y la colaboración de todas las administraciones. La importancia de albergar un área de estas características es más que evidente. En Canarias operan 424 empresas en la misma, en Cádiz son más de 125, en Vigo alcanzan las 505 y en Barcelona, la más activa, hay 300 instaladas. No aporto datos de Sevilla porque está aún en su fase inicial.

La oportunidad para ponernos a trabajar en ello es ahora, porque no debemos olvidar que el próximo año estará el Corredor Mediterráneo y será clave para que la zona franca pueda ser todo un éxito que permita relanzar nuestra economía. La cercanía de nuestro Puerto, abierto al Mediterráneo, con el aeropuerto y la Institución Ferial Alicantina (IFA) y la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), son condicionantes muy positivos para el éxito de este proyecto en el que tanta ilusión tengo depositada.

La propuesta de Ineca para que la zona franca comparta su emplazamiento entre el Puerto de Alicante y el parque empresarial de Elche, me parece una excelente idea que además servirá para incrementar las sinergias entre las dos ciudades más importantes de nuestra provincia. De tal modo que, la zona del Puerto de Alicante dispondría de 100.000 metros cuadrados y la del Parque Empresarial de Elche podría llegar a los 600.000 metros cuadrados, con lo que el desarrollo futuro de este área libre de impuestos estaría garantizado.

En definitiva, estamos ante la oportunidad de escribir en positivo el futuro de nuestra provincia, con la ampliación de su tejido empresarial y creando miles de puestos de trabajo. La zona franca es el proyecto que nos une.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine