Visiones

Mariano Rajoy se despide de ustedes

12.11.2015 | 03:55
Mariano Rajoy se despide de ustedes

Jorge Semprún, comunista, miembro de este partido en la clandestinidad, escritor, preso de un campo de concentración nazi, ministro de Cultura, enemigo político aparente de Alfonso Guerra y tantas cosas más, escribió y nos dejó como legado trascendente su Autobiografía de Federico Sánchez, nombre bajo el que se encubría durante los años en que tuvo la responsabilidad del Partido Comunista en la clandestinidad. Años después terminó su ciclo autobiográfica Federico Sánchez se despide de ustedes, que sigue emocionando al lector que se acerca a sus páginas.

En un plano distinto de las cosas, pareció presentar su legado político el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del cual daba cuenta hace algo más de una semana, con una sola comparecencia ante la prensa en dos momentos: el compendio de sus tareas durante los cuatro años de legislatura como residente en La Moncloa y el adiós pautado al ejercicio de sus funciones, iniciado con la disolución de las cámaras y la convocatoria de las elecciones navideñas el domingo 20 de diciembre.

En cuanto a la tan cacareada recuperación económica, los ciudadanos se harán cargo de valorar en las urnas si esta, tan expuesta en los datos macroeconómicos, es una realidad que le llega a su bolsillos. En cuanto a la corrupción, confirmamos ese día que como se nos había ido diciendo, nada ha tenido que ver, ninguna responsabilidad le cabe ni in eligendo ni in vigilando, ni en nombrar a Luis Bárcenas ni a sus predecesores, ni en destruir las pruebas y el disco duro del ordenador reclamado por el juez, ni en la Gürtel, ni en la Púnica, ni con Jaume Matas, ni con Carlos Fabra, ni con Francisco Camps ni en el resto de la retahíla. Y en cuanto al control de su partido, todo se le vuelven desventajas. Hace poco Mariano visitó el foro de El Mundo, diario del que ahora se diría amigo desde que consiguió descabezar a su anterior director, Pedro Jota, y allí dijo sentirse muy bien y estar a gusto, después de haber acusado al diario desde sede parlamentaria en su comparecencia del 1 de agosto de 2013, de ser poco menos que el ariete de acoso y derribo con él.

En el mismo medio realizó una entrevista el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, donde en primera página pudimos leer: «Hay compañeros míos que se avergüenzan de ser del PP». Y este reconocimiento de la realidad provocó un verdadero seísmo en quienes de forma farisea viven de forma generalizada por hechos que son de observación general. El mensaje ha tardado cuatro en llegar, pero la sucesión de comportamientos vergonzosos, que han querido convalidarse como inocentes pequeñeces, o señalar los mismos defectos en las filas contrarias, han terminado por saturar a muchos miembros del Partido Popular.

Por último, no podía faltar a la cita el expresidente José María Aznar que ahora se dedica a dar lecciones desde fuera al tiempo que se dedica al business, mientras Mariano invocando la ley del quirófano le espeta: «No moleste, que estamos operando». En fin, que cada político, en su trayectoria, deja su legado y a veces sus memorias, y en el caso de los hoy mentados nos quedaremos con el de Federico Sánchez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine