24 de octubre de 2015
24.10.2015
Correo urgente

Que pim, que pam, que pom, la Diputación

24.10.2015 | 20:30
Que pim, que pam, que pom, la Diputación

Ya está. Comenzó la fiesta. De nuevo le toca a la Diputación de Alicante. A ponerse tapones en los oídos y agarrarse las bajeras, que la banda ha empezado a hacer sonar sus cornetillas y panderetas de los chinos. O de los Ximos. Ésta sí, ésta no, ésta me gusta, me la como yo. El presidente de todos los valencianos, Ximo Puig, le plagia la canción a su tocayo Ximo Bayo y la versiona apuntando su artillería a una pastillita gustosa como es la institución provincial, la casa de todos los alicantinos.

En el primer semestre del 2016 dice el jefe de la Generalitat que se hace con ella, aplica el chupón y la absorbe. No sabe nada, el hombre. La única administración de la Comunidad que se ha ido manteniendo a flote (cosa que no se puede decir de ninguna dependiente de la Generalitat) y que gestiona bien los dineros (cosa que tampoco se puede decir), pues se la pide. Y con los argumentos de siempre, aplaudidos por palmeros de jornal. Que si obsoleta, que si caduca, que si antidemocrática, que si duplica o triplica, que si no sirve para nada, que si allí no se trabaja, que si eso que hacen los de la Diputación lo haría cualquier Consellería sin despeinarse, que si? Xorradas de Ximo. Font dels Xorros. Xorret del Catí. Xominadas al fin y al cabo.

Las elecciones generales están cerca. Y, para variar, ante la ausencia de capacidad y de propuestas reales, lo más recurrido y fácil es atacar a la Diputación de Alicante. La Generalitat está canina y le vendrían bien los dineros de la provincia. Encima, el tema vende ante la opinión pública. Los zánganos de la Dipu, que no pegan chapa, porque allí no se hace nada? Mandan huevos, lo que hay que aguantar.

La ignorancia, la incompetencia y la mala fe, cuando se juntan con las necesidades electorales, dan como resultado un cubata vergonzoso. La Diputación de Alicante cumple, el trabajo que desarrollan sus empleados está para verlo, es efectiva y además básica y fundamental para la supervivencia de la provincia y de sus municipios. Porque, que quede claro clarinete, los alicantinos, los bárbaros del sur, estaríamos perdidos si no existiese la institución provincial.

Para terminar, que esto cansa. ¿No existe el gobierno provincial? Señor presidente de la Generalitat, lo que ni está ni se le espera por Alicante es el gobierno autonómico. Los hechos demuestran mis palabras. Así que, ésta sí, ésta no, ésta le gusta, va a ser que ésta no se la come usted?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine