A buenas horas mangas verdes

22.10.2015 | 04:28
A buenas horas mangas verdes

Pascual, dice FICE por boca de su secretario general José Monzonís, que prepara un plan que haga al sector del calzado más atractivo para los/as jóvenes, (INFORMACIÓN del 08/10/2015). Es verdad, tienen razón, pero si se plantea hacerlo deberían de contar con la representación legal de los trabajadores/as y estoy convencido Pascual, que si se lo plantean ahora es por que algo habrá pasado, digo yo ¿verdad Pascual?


Para hacerlo atractivo tienen y deberían hacer una autocrítica para no volver a tropezar con la misma piedra.


Vayamos primero por la autocrítica.


¿Qué han hecho las empresas empresario/as en general? Sino buscar la competitividad solamente, o casi solamente, en el coste de mano de obra; bajar salarios algunas; no se puede pagar más; muchas ni siquiera aplican el convenio colectivo pactado y firmado entre FICE, CC.OO. y UGT. En cuanto a salario y horario del trabajo a domicilio, por lo que las aparadoras/es a domicilio con 15 ó 25 años de experiencia en la profesión, no tienen ningún tipo de prestación.


Por lo que han minusvalorado a la aparadora, pese a tener firmado en el convenio y estatuto de los trabajadores regulados, sus derechos de alta en la Seguridad Social.


Han abusado de la deslocalización y descentralización de la producción con el objetivo de abaratar costos en mano de obra sobre todo, (trabajar en países Asiáticos, descentralizando el cortado, aparado, diseño, patronaje), potenciando cada vez más la economía sumergida y la competencia desleal, de unas empresas contra otras, falsificando marcas y copiando modelos con menor calidad.


Han hecho un mal uso y abuso de la contratación, cuando el convenio recogía el paro tecnológico (cambio de temporada), el contrato eventual por circunstancia de la producción, el contrato de obra y servicio, ¡y ahora! el fijo discontinuo, como si fuera un sector de recolección de frutas y verduras, o el contrato a tiempo parcial de 8 a 12 horas cuando trabajan 10 ó 12 horas diarias.


Por lo tanto el sector debe de volver, seguir trabajado y competir con inversión en nuevas tecnologías, en I+D+I; formación tanto gerencial como laboral; estudios de mercado y tendencias; agrupación de pequeñas empresas; promoción de ferias y centrales de compras de materias primas; diseño, moda y calidad, Made In Spain.


Además de promoción de marca y moda, ligar el calzado a otras prendas de vestir y perfumerías en las pasarelas etc? etc?; formación de mano de obra cualificada y bien pagada en función de la profesión y la producción; cumplir las reglas de juego acordadas en la negociación del convenio colectivo del calzado, que ha sido pionero en ir legislando adelantándose a los tiempos.


Ahí está el famoso nomenclátor de valoración de puestos de trabajo, poniendo de abajo hacia arriba en el puesto nivel 5 el más alto, al aparado completo, cortado de piel, montado, centrado y desvirado y ¿cuál es el nivel en que han dejado y quedado la aparadora en el 3, casi el más bajo dentro del proceso de producción. Que se cumplan los convenios firmados con, FICE y los sindicatos mayoritarios según la ley, CC. OO. y UGT.


Que son los que eligen los trabajadores democráticamente y a partir de ahí haremos al sector más atractivo, no sólo para los jóvenes, sino para todos y que no suene el sector como un sector que está empezando ahora con pequeñitas empresas-talleres de fabricación clandestinos y semiclandestinos, ya que los que se han llevado la fama del sector con la excusa de la descentralización de la producción, son las grandes marcas comercializadoras y e aquí, el quid de la cuestión, ¿verdad Pascual?, ¿a que sí?


Sí señor Monzonís así es y así se lo hemos contado Pascual y yo que algo sabemos de esto, que comentábamos el señor Calvo algún que otro empresario y yo en otros tiempos, previniendo lo que podía pasar y nos podía pasar de seguir así.


Claro que estamos de acuerdo en seguir haciendo atrayente el sector para los jóvenes y para todos/as, claro que sí y apoyamos a las empresas que vuelven a trabajar en España y especializarnos en lo que no deberíamos haber dejado, el fabricar el calzado de calidad media alta y moda por que tenemos profesionales, experiencia, ideas y lo sabemos hacer y le diré lo que dijimos en su día Pascual y yo, Asia no era ni es un problema, era y es un reto venderle nuestros productos, nuestra calidad media alta, moda y diseño lo sabemos hacer porque siempre lo hemos hecho y hay nos encontraran FICE y AVECAL, pero hagan frente a los derechos que tenemos y nosotros haremos frente a los deberes que tenemos, y en ese momento el sector será atrayente para todos y a trabajar en España que es de todos. Ánimo a los que vuelven.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine