16 de octubre de 2015
16.10.2015
ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Tribuna

¿Era una crítica o una autocrítica?

16.10.2015 | 03:52
¿Era una crítica o una autocrítica?

Granero nos pinta nuestra ciudad como un paisaje desolador, suciedad, paro, sin atractivo para los inversores, paralización, sin ideas, donde se pretende destruir lo que hizo el grupo de Alonso. Por cierto ¿qué hizo?

Siempre habla? El pasado día 21 de septiembre este diario publicaba una tribuna firmada por el que fuera «ilustre» y «docto» concejal de Infraestructuras, Vicente Granero. Leí el mismo con toda la atención que este personaje merece, no mucha la verdad sea dicha, y lo cierto es que quedé bastante confuso ya que no pude llegar la conclusión de si se trataba de una crítica al actual gobierno local o de una autocrítica a la labor del equipo anterior liderado por Mercedes Alonso acompañada por un osado grupo de concejales incompetentes e ineptos.


Criticaba el señor Granero al grupo municipal gobernante y le achacaba el hecho de que el pretendido nuevo Mercado Central se encuentre en una situación de suspenso hasta ver la necesidad del mismo, criticaba también la falta de iniciativas en la reconstrucción del Barrio de San Antón y añadía a este respecto que hay, según afirma, ayudas económicas del Consell y del Gobierno central por más de 13 millones de euros, por cierto ¿dónde están esos millones? Hace poco este diario nos daba cuenta de que es Pimesa, la empresa municipal, los ilicitanos, la que está corriendo con el gasto ya que ni el Consell ni el Gobierno de Rajoy han enviado un solo euro para ir pagando a la empresa constructora, al parecer el señor Granero, con la venia de su jefa política, nos ha metido a los ilicitanos en un jardín que ya veremos cómo salimos de él. Critica también el que no se haya llevado a efecto la rehabilitación del Hotel de Arenales del Sol, critica esto y más dentro del mayor cinismo ya que pretende que lo que Mercedes Alonso y su panda no hicieron en cuatro años lo haga el nuevo ejecutivo local en 100 días. Hay que estar «tocado» para actuar de esta forma. ¡Ah! también habla de que no se ha construido la piscina de Los Palmerales, esa piscina que la señora Alonso mandó cerrar y dejó que se degradara dentro del más puro y duro abandono. La verdad es que el señor Granero y su jefa han dejado el listón muy alto, no hay que olvidar, justo es reconocerlo, que durante su «reinado» se construyó un supergimnasio, un parque multiaventura, un campo de golf y aprobado el proyecto del Nuevo Mercado, todo ello sobre terrenos propiedad de todos los ilicitanos y en forma de un precioso regalo. A unos se les ha aplicado un módico alquiler por la ocupación del suelo, alquiler cuyo importe del 100% comenzarán a pagar ¡dentro de diez años! y a otros como es el caso del solar del mercado, cuarenta años ocupando el solar más céntrico de Elche a cambio de su disfrute y nada más, lo cual se puede conceptuar para sus arrendatarios como el chollo del siglo, por cierto, muy posiblemente no va a ser el Ayuntamiento quien esté obligado a resarcir económicamente a la empresa Aparcisa caso de que el mercado no se construya sino que si esto se produce sean otros, sin responsabilidad en el gobierno municipal, los que tengan que restituir todo o parte del dinero que esta ha invertido desde el inicio del proyecto hasta ahora. Sí han puesto el listón muy alto. Todos los ilicitanos recordamos aquellos memorables e irrepetibles eventos que motivaron la atención de los medios de comunicación, estos se concretaron en la inauguración por parte de la alcaldesa de dos pequeños locales para albergar una zapatería y una lechería, en esta última hubo hasta corte de cinta, así como invitar a todos los ilicitanos a consumir chocolate. Así se hace ciudad. Critica el señor Granero la falta de iniciativas para crear empleo, hay que reconocer que lo de la construcción de quioscos y abrir los que están cerrados, esto fue el exconcejal de Empleo, Luís Ángel Mateo, aquel de aquello de Peña de las Águilas, esta brillante idea contribuía en gran medida a crear empleo en Elche. Creo que al final se han construido tres y los demás, los antiguos siguen cerrados. Con esto pretendían acabar con el paro en Elche.


Merece especial mención la crítica que sobre el desarrollo turístico de nuestra ciudad hace el señor Granero. En esto también Mercedes Alonso dejó el listón muy alto, ella dirigía personalmente el área de Turismo, con la implantación de dos tartanas y la potenciación del «trenet» para pasear a los turistas. Ello motivó el que las principales ciudades y zonas turísticas europeas desplazaran a sus técnicos a nuestra ciudad para copiar el «sistema» o «milagro turístico de la Alonso».


En el resto de su escrito el señor Granero nos pinta nuestra ciudad como un paisaje desolador, suciedad, paro, sin atractivo para los inversores, paralización, sin ideas, donde se pretende destruir lo que hizo el grupo de Alonso. Por cierto ¿qué hizo? ¡Ah, sí, lo de la zapatería y la lechería! Yo creo que debería aclarar el señor Granero si lo suyo era un deseo de crítica al equipo de gobierno ilicitano o de autocrítica a lo que su jefa y él no supieron hacer. Yo creo que el señor Granero, vocero del PP, debería hacerle un favor a los ilicitanos y a sí mismo, callándose. El desastre que ellos dejaron, con una serie de vicios, malos vicios, creados en lo que concierne al deterioro de los servicios públicos, no se puede recomponer en 100 días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine