07 de septiembre de 2015
07.09.2015
Tribuna

7 de septiembre, día de castelar en Elda

07.09.2015 | 03:59

El 7 de septiembre debiera ser instituido en nuestra ciudad -de manera fundamentada y no porque proliferen «días» de todas clases- como el «Día de Castelar» una jornada dedicada al recuerdo, evocación, homenaje, tributo y estudio de la vida y obra de don Emilio Castelar y Ripoll, y ello por varias razones:

- Porque el 7 de septiembre de 1.832 (sobre las 22,30 joras) nació en Cádiz, hijo de Manuel Castelar Vañó y de Antonia Ripoll Torregrosa, emigrados políticos de la ciudad de Alicante.

- Porque el 7 de septiembre de 1873 (alrededor de las 4 h.) fue elegido presidente del Poder Ejecutivo de la República Española, la máxima magistratura de la nación, con el voto de 133 diputados, frente a 67 que obtuvo Pi y Margall, publicando la Gaceta de Madrid el mismo día, domingo, 7 de septiembre de aquel año, el decreto de nombramiento por las Cortes Constituyentes.

- Porque el 7 de septiembre de 1926 (poco después de las 11 horas) se descubrió la placa conmemorativa en la casa donde vivió Emilio Castelar en Elda.

- Porque el 7 de septiembre de 1932 (sobre las 5 de la tarde) Elda inauguró en el barrio de El Progreso el monumento dedicado al gran orador con la presencia, entre otros, de Miguel de Unamuno, Fernando Valera, Vicente Sol, Luis Bagaría, Lorenzo Carbonell, Franklin Albricias y Florentino del Pilar, autor este último de la escultura.

- Porque el 7 de septiembre de 2012 se conmemoró ante el monumento el 80 aniversario de su inauguración, con música, intervención de conferenciantes y corona de laurel.

- Porque el 7 de septiembre es en Elda un día actualmente, casi huérfano de contenido festivo, una fecha anodina y laborable que se sitúa a caballo entre la Alborada del día anterior y los días grandes de Fiestas Mayores (8 y 9 de septiembre) y podría dotársele de una magnifica base cultural cívica y laica, con una amplia participación ciudadana.

- Por la necesidad de mantener vivo, al menos, entre los eldenses, el conocimiento de lo que representó en la política, en la historia y en la cultura española e internacional la figura de Castelar.

- Por la vasta producción castelariana, hoy postergada, en materia filosófica, política, literaria, historia, religiosa, periodística, etc. en la que predominan los valores de paz, armonía, tolerancia y entendimiento entre los, pueblos.

- Porque en los Recuerdos de Elda o Las Fiestas de mi pueblo y en otras piezas literarias evocó la Elda de su infancia.

- Por la general necesidad de mantener renovados y actualizados entre nuestros vecinos el conocimiento de las razones que llevaron a erigir monumentos públicos, como este y otros, diseminados por la ciudad que nunca son objeto de explicación y están demandando la organización de una ruta urbana: Henri Dunat, Monumento al Zapatero, Antonio Gades, Familia Zapatera, Monumento a la Aparadora, Jose Mª Amat Martínez, Cruz de los Caídos, Jose Martínez Gonzalez, monolito del Quijote, etc.

Las formas de celebrar este «Día de Castelar» son muchas, y seguro que a las mentes pensantes de esta ciudad se les ocurrirán muchas mas, de modo que a titulo de muestra aquí se exponen unas cuantas:

- Homenaje en el monumento: Música, discursos y corona de flores ofrecida por la sociedad eldense.

- Conferencia- coloquio a cargo de un especialista.

- Certamen de investigación histórica, cultural, literaria, periodística ..,sobre Castelar y su época en modalidades de enseñanza media, universitaria y general.

- Concurso de videos, cortometrajes o documentales.

- Reunión de castelarianos.

- Concurso de artes plásticas.

- Premios Castelar a los valores humanos: convivencia, solidaridad, tolerancia?

Los objetivos perseguidos se pueden entrever, no son otros mas que los de revitalizar el recuerdo y la importancia de Emilio Castelar, promover y fomentar el conocimiento de su vida y obra, divulgar la gigantesca labor política e intelectual de que fue llamado «El apóstol de la democracia» y, por último, realzar el valor ciudadano del monumento a Castelar de 1932 como hito y centro neurálgico de nuestra comunidad.

Esperemos que este guante sea recogido por quien corresponda y el año próximo podamos tener el primer «Día de Castelar» en Elda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine