30 de agosto de 2015
30.08.2015
El ocaso de los dioses

Libertad vigilada

30.08.2015 | 02:02
Libertad vigilada

El mes de agosto de este año electoral se nos escapa de las manos apenas acaben de leer ustedes dos este artículo. Y mientras la propensión a engordar atenaza nuestras cinturas, el rojo salmonete barniza los cuerpos y la vulgaridad colectiva ha inundado ciudades y playas, los medios de comunicación han venido informando de varios hechos graves de carácter político e ideológico acaecidos en agosto, en España y con repercusión internacional. Hechos todos ellos preocupantes que obligan a reflexionar muy seriamente acerca del riesgo de peligrosa deriva a la que podría verse abocada la sociedad española si las cosas siguen discurriendo así. Tres muestras.

Una.- En Benicàssim se celebra el «Rototom Sunsplash», festival europeo de «reggae» que además de música propone actividades relacionadas con la paz, la tolerancia, la no-violencia, el racismo y otras ofrendas florales tan caras a ese tipo de eventos multiculturales. Este año anunciaron la participación del músico estadounidense judío Matisyahu, pero la organización del festival decidió cancelar su actuación tras una furibunda campaña de presión del grupo propalestino BDS País Valencià: «Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel». Adviertan cómo BDS se pone de coda País Valencià, queda más progre e independentista. El grupo acusó a Matisyahu, entre otras cosas, de ser un «sionista» y haber manifestado su apoyo a Israel.

La organización del evento, en un claro gesto de tolerancia y paz, hermanos, pidió al músico una declaración en la que manifestara su posición sobre el «sionismo y el conflicto Israel-Palestina». Prácticamente una condena al estado de Israel. (Por cierto, ¿pedía la organización –o BDS País Valencià– a los cantantes propalestinos una declaración sobre los derechos de la mujer en los países islámicos o el trato dispensado allí a los homosexuales?). Ante la negativa de Matisyahu a lo que consideraba un «espantoso y ofensivo» intento de «coercionarlo para que hiciera declaraciones políticas», Rototom decidió anular su actuación cediendo así a las presiones de BDS. El portavoz de Compromís Castellón, Ignacio García, apoyó el veto al cantante judío. Y también Podemos e IU. Ya ven, los emergentes, la extrema izquierda infalible, ortodoxa, intolerante y dogmática, en plena faena purificadora: prohibir, censurar y conducir al rebaño por la senda política correcta exigiendo certificados de pureza ideológica y castigando a quienes no siguen sus «consejos». Eso sí, consejos en beneficio del pueblo, pese a que éste, en su ignorancia y primitivismo antropológico, no agradezca el favor. Los comunistas, aunque se camuflen en siglas varias, siempre han tenido vocación pastoral, redentora y misionera.

Tras la cancelación, el escándalo, nacional e internacional. Protestas de organizaciones judías españolas y mundiales, editoriales en medios de comunicación, artículos y críticas contra una forma tan flagrante de ataque a la libertad de expresión, pensamiento, religiosa y política. Tras el escándalo, las reacciones, tras el escándalo. Rototom reconoce su equivocación y vuelve a invitar al artista. Lo más alarmante es que la equivocación, dicen, fue «fruto del boicot y la campaña de presiones, amenazas y coacciones promovidas por BDS País Valencià». Lo más perturbador es que Ignacio García, de Compromís Castellón, no haya pedido disculpas; o que Josep Nadal, diputado de Compromís en las Cortes Valencianas, siguiera apoyando el boicot. Después del escándalo miembros de Compromís en el Gobierno valenciano lo condenaran, tras el escándalo. Tampoco ha rectificado Podemos e IU.

Dos.- El educado y tolerante líder de ERC, Juan Tardá, manifestaba hace unos días en el Congreso de todos los españoles –incluidos los catalanes– que el 27S les darán una patada en el culo a España. Es la forma en que esta gente, estos grupos políticos, entiende el diálogo, el respeto y la democracia, dando patadas en el culo? siempre que no sea el suyo. Así de «civilizado» proponen el ambiente.

Tres.- Inma Sequí, de 18 años y dirigente de Vox en Cuenca, fue brutalmente agredida cuando salía de su casa por tres valientes –dos hombres y una mujer– al revolucionario, democrático y machista grito de «fascista de los cojones». Tuvo que ser trasladada inconsciente al hospital a causa de los numerosos golpes recibidos? por pensar distinto y ser mujer. ¿Han visto alguna manifestación del feminismo de salón al respecto?

Es el principio de un totalitario camino que pretenden recorra la sociedad hasta que alcance la libertad y democracia verdaderas, no el remedo burgués del que disfruta. Es la democracia revolucionaria, la que piensa por ti, orienta tu ideología y, en su caso, sanciona tus dudas con una ración de ortodoxia punitiva ética y estética (por cómo te dejan la cara tras los revolucionarios puñetazos). Te castiga por tu bien, para tu conversión; ya lo agradecerás cuando disfrutes del paraíso comunista. Lo promete El Gran Hermano, confía en él. Y si en el camino se producen obstáculos como los aquí relatados se eliminan, se cauterizan con la fuerza del boicot, las amenazas, las presiones, los insultos y las palizas. La libertad, como decía el hermano Lenin, es un bien tan valioso que es necesario racionarlo. De ahí la necesidad de una libertad vigilada como paso previo, imprescindible, para alcanzar la verdadera libertad, la que lleva a la dictadura democrática.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine