02 de agosto de 2015
02.08.2015
Tribuna

Hotel de Arenales del Sol: trabajo y constancia

02.08.2015 | 01:35

En los tiempos que corren resulta necesario escribir unas palabras para que cualquier ilicitano pueda leerlas y conocer el trabajo y los logros conseguidos en la legislatura que el Partido Popular gobernó la ciudad de Elche entre 2011-2015. Cuatro años repletos de gestión, de trabajo incansable por parte de los concejales y de los funcionarios que nos acompañaron. Y me refiero en este caso al hotel de Arenales del Sol: inaugurado en 1963 y cerrado en 1979, el edificio situado en un lugar turístico de nuestra ciudad, fue quedando en un estado lamentable, y ha sido por desgracia la imagen que se han llevado muchísimos visitantes de nuestras playas.

Pues bien, después de 32 años de gobiernos socialistas en nuestra ciudad, ahí seguía ese edificio fantasma dando una imagen lamentable. Cuando llegamos al gobierno en 2011 me fue encargado por la alcaldesa de la ciudad desbloquear este asunto y que se obtuvieran todas las licencias y autorizaciones necesarias para hacer realidad un proyecto beneficioso para nuestra ciudad, con el siguiente planteamiento: el edificio está en una situación insostenible y sus propietarios tienen derecho a su rehabilitación, según se reconoce en diversas resoluciones judiciales. 

La rehabilitación del hotel debe suponer, por una parte, eliminar la imagen del estado ruinoso del edificio, y por tanto una mejora extraordinaria desde el punto de vista visual, paisajístico, y por otra parte, la creación de un considerable número de puestos de trabajo, tanto cuando se acometan las propias obras de rehabilitación como cuando finalmente se abra el hotel.

El proyecto ha estado plagado de impedimentos y obstáculos: desde el Ayuntamiento de Elche, gobernado por el PSOE y en ocasiones acompañado de Izquierda Unida y Compromís, se habían puesto mil trabas. Desde el Ministerio (de la época socialista de Zapatero) denegaban la autorización para su rehabilitación, por lo que la empresa se había visto obligada a acudir a los tribunales para que se les reconociera el derecho a la rehabilitación del edificio. Entre otros despropósitos, me encontré con una resolución del Director General de Costas con el gobierno socialista, el 24 de noviembre de 2011, en la que denegaba la autorización para rehabilitar el edificio, a pesar de tener ese derecho concedido por sentencias del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional.

Pero teníamos la legalidad de nuestra parte y desde la Concejalía de Urbanismo se trabajó para tramitar la licencia del Hotel de Arenales. Después de varias reuniones de trabajo y tras resolver todas las cuestiones técnicas, por fin se dio el paso definitivo: la concesión de licencia de obras en septiembre de 2012, condicionada a la obtención de la autorización de Costas. Logro conseguido por el  gobierno popular.

Ahora la empresa debía obtener la autorización de Costas para poder iniciar la obras tan esperadas. Tuvimos varias reuniones con el Ministerio de Medio Ambiente y se logró desbloquear aquella resolución negativa del año 2011, reconociendo el derecho a rehabilitar. Se remitió el proyecto ya del nuevo hotel a la Dirección General de Costas y cuando ya todos esperábamos la resolución definitiva y la empresa manifestó su intención de iniciar las obras en octubre de 2014, llegó una notificación en la que se ponía de manifiesto un último problema: en la documentación no constaba la preexistencia del sótano del hotel y por tanto no era posible aprobar el proyecto.

Nunca nos desanimamos, a pesar de tantos inconvenientes: agradezco a la empresa el trabajo insistente por querer invertir en Elche, a pesar de todos los impedimentos durante largos años, y otra vez conseguimos remitir un documento que acreditaba la existencia del sótano, para así desbloquear definitivamente el proyecto. Este documento fue remitido al Ministerio ya en marzo de 2015, y a partir de ahí la empresa debió rehacer en parte el proyecto para adaptarlo a exigencias del Ministerio.

Ya todo el trabajo de gestión y político estaba realizado consiguiendo lo que parecía imposible: que el Hotel de Arenales pudiera ser rehabilitado, y convertido en un hotel moderno, que dejaría de ser un edificio en un estado ruinoso, con una imagen lamentable de nuestra magnífica playa, con otra inversión en Elche de unos ocho millones de euros, con la creación de cientos de puestos de trabajo, con la mejora urbanística y turística de Arenales del Sol.

En el mes de mayo se celebraron las elecciones municipales y a pesar de ser la lista más votada, el gobierno de la ciudad lo constituyó un tripartito. Ahora, un mes y medio después del cambio de gobierno, ha llegado la autorización definitiva del Ministerio, gobierno de España del Partido Popular.

Sólo quiero dejar claro con estas palabras que se ha conseguido gracias al trabajo del equipo de gobierno del partido popular, y que es una prueba más de lo que ha movido al partido popular en el gobierno de Elche: gestionar y trabajar para conseguir proyectos que mejoraran la ciudad y la calidad de vida de sus ciudadanos.

Cabe agradecer el trabajo y tesón de cuantos han participado en la consecución de este objetivo, y esperar que se acometan definitivamente las obras de rehabilitación del hotel, sin ninguna traba, lo que supondrá un beneficio incuestionable para el municipio y para la imagen de una de las playas más bonitas del litoral. Otro logro conseguido en la gestión del partido popular 2011-2015 y que debe quedar escrito y reconocido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine