Daños colaterales

30.06.2015 | 04:49
Daños colaterales

El jueves pasado me sorprendió el titular de la noticia con la que el diario abría su página 3: «El alcalde desconoce cuánto le costarán a Orihuela las mejoras en las obras del AVE». Normal que «Bascu» no lo sepa porque lleva poco tiempo en el cargo, aunque ese poco tiempo le ha dado para ver otras cosas que también están sobre la mesa, pese a que considero que hay algunas que se deberían valorar más que otras; o sea, que hay que ir a «tajico», pero velando por los intereses de la ciudadanía, a la que, al fin y al cabo, se debe servir, porque para eso le ha «colocao» en el despacho principal de la casona de la Esquina del Pavo.

Su Señoría -creo- debería bajar más a la arena y gastar lo que realmente debe reportarle -a medio y largo plazo- un rédito. Un político lo que más debe gastar son los zapatos con los que patearse las calles y plazas de su pueblo. Esa es la única forma de saber qué es lo que necesita y demanda el administrado. De todas formas, el alcalde de una gran ciudad como Oleza debe tener una cabeza en la que le quepa todo el pueblo, como a Manuel Fraga le cabían todos y cada uno de los problemas de España, o por lo menos eso decía el «zapatones».

Los olezanos estamos hasta los «colindrones» del capricho que tuvo ese gran «embaucador» que fue, es y será -porque perro viejo no aprende gracias nuevas- Ramón Luis Valcárcel, que, primero, se empeñó en que el AVE llegase a Murcia y, segundo, que lo hiciera a la estación de El Carmen, en vez de a Nueva Condomina. ¡Me importa una m... que el hoy eurodiputado se cargara su capital, a la que ha partido en dos, lo que me jode es que su «capricho» ha conllevado cargarse parte de nuestra huerta tradicional o parajes tan impresionantes como la sierra de Callosa.

¡Dice Bascu que no sabe lo que costarán las mejoras en las obras del AVE!. ¡Pues si no lo sabe él! Me jode que con nuestros dineros se paguen los delirios de grandeza del señor Valcárcel, que, con la construcción del aeropuerto de Corvera, también ha podido cargarse el de Elche-Alicante, uno de los que más transito tiene en este país, mientras que el de Murcia está sin actividad.

Eso ya casi nos debe dar lo mismo, porque a lo que no hay derecho es que esas obras hayan llevado a destruir riqueza y puestos de trabajo en Oleza. El cierre del paso subterráneo a la salida de Orihuela hacia la costa ha supuesto que «chapen» negocios en Duque de Tamames, con lo que eso supone. Si «Bascu» no sabe lo que van a costar las mejoras que se lo pregunte a quienes se han «quedao» en el paro; ellos si lo saben.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine