Hora de levantarse

¿Y por qué no un día de los hombres?

01.03.2015 | 00:50
¿Y por qué no un día de los hombres?

Aproximarse la fecha del 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, y que algunos ignorantes, en plan graciosillo, te suelten la preguntita de marras con la que titulo la columna de hoy es todo uno. Pero ya ni me asombra ni me cabrea. Más bien me cansa. Y, sinceramente, no estoy por la labor de explicarlo porque hay muchas fuentes de fácil acceso si se tiene interés. Y no lo tiene quien hace la preguntita con retintín. Así que lo que me pide el cuerpo es contestar con el mismo tonillo.

¿Acaso te has preguntado alguna vez la razón de que haya un Día Internacional del Trabajo y no un Día del Capital? ¿Por qué diantres hay un Día Internacional de las Personas con Discapacidad y no para las Personas (aparentemente) sin Discapacidad? ¿A qué viene que haya un Día Universal del Niño y no del Adulto? ¿Qué clase de extravagancia es que haya un Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y no lo haya para erradicar la Riqueza? ¿Y a cuento de qué un Día Internacional de la Paz y no de la Guerra o, por ser políticamente correcta, del Conflicto Armado? Hoy mismo es el Día para la Cero Discriminación a causa del SIDA ¿Y por qué no el Día para la Total Discriminación?

Quienes frivolizan y cuestionan la existencia del Día Internacional de las Mujeres comprenden muy bien las razones de que no haya días dedicados a quienes ocupan posiciones de privilegio desde las que es posible ejercer explotación y dominación ni tampoco días dedicados a hechos repugnantes a los derechos humanos. Lo comprenden todo, excepto que esas mismas posiciones de privilegio las siguen ocupando los hombres respecto de las mujeres. Se empecinan en enarbolar el principio formal de igualdad y no discriminación por razón de sexo y se niegan a ver las desigualdades existentes en la realidad que son constatables y contrastables estadísticamente. Por eso no es extraño que sea esta misma gente la que pretenda desactivar los conceptos que desde el feminismo se han acuñado para superar estas desigualdades. Es la gente que afirma, por ejemplo, que la violencia de género no es sólo la que ejercen los hombres sobre las mujeres, sino también la ejercida por las mujeres sobre los hombres. Es la misma gente que critica la paridad pero reclama su aplicación cuando la mayor cuota de presencia en algún sector (que sea valorado socialmente, claro está) resulta ser femenina, pervirtiendo así el sentido de esta medida.

¿Todavía vas a preguntar la razón de que no exista un Día de los Hombres? Si es así, lo tuyo no es ignorancia. Se llama machismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine