La penúltima canallada

15.02.2014 | 00:12

La Conselleria de Bienestar Social retira la condición de discapacitado a los niños alicantinos enfermos de cáncer. A los niños valencianos, se la mantiene. El Consell está malacostumbrado a usar la provincia de Alicante como campo de experimentación, siempre para lo malo y no parece estar dispuesto a cambiar su proceder. La decisión deja a los menores alicantinos afectados sin ayudas, entre ellas que las medicinas sean gratuitas, mientras los niños valencianos las conservan sin problema alguno. Lo peor de todo en esta situación, en mi opinión, es que la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, es de esta provincia, de Alicante para más señas. No le pediríamos que beneficie a los alicantinos frente al resto, ni se nos ocurriría. A nadie desearíamos la discriminación que nosotros sufrimos, pero pensábamos que, siendo paisana, por lo menos trataría a los alicantinos en igualdad de condiciones que al resto para que no tengamos que vivir estas canalladas.

Enlaces recomendados: Premios Cine